Se encuentra usted aquí

¿Qué es una Empresa Abierta?

Innovación y desarrollo

El día a día nos absorbe, nos lleva de un lado a otro como si estuviésemos intentado devolver pelotas desde el fondo de una pista de tenis. Pero a veces es bueno levantar la vista, pensar un momento, y dedicarle nuestro tiempo a a suntos que escapan de se corto plazo. Hablo de estrategias, de modelos de gestión, hablo, por ejemplo, de acercar preguntarnos si deseamos ser una Empresa Abierta.

Si sabéis de que va este modo de gestión, este tipo de organización, si os suenan conceptos como el open business, pasad de este post, no os aportará nada nuevo. Pero si habéis puesto cara de pez al leerlo por primera vez, echadle un vistazo. Encontrareis ideas, pistas, que os pueden servir para saber si ese camino puede ser el adecuado para vosotros.

La empresa clásica

Para empezar, resulta difícil definir un concepto de Empresa Abierta, especialmente si tenemos en cuenta que, por su propia naturaleza huye de los encasillamientos, siendo un modelo que podríamos denominar de geometría variable. Casi mejor que definirlo es hablar del modelo de empresa clásica, y confrontarlo con los rasgos que suelen mostrar las denominadas Empresas Abiertas.

Una empresa clásica es puro orden, rigidez estructural, estructurada alrededor de organigramas, con funciones claras y delimitadas. Y dicho orden es una manifestación de poder, de arriba a abajo. Desde la cúpula caen las órdenes, la información, y los subsiguientes niveles básicamente se limitan ejecutar.

Soy consciente de que, hasta cierto punto estoy caricaturizando la empresa clásica, pero, especialmente en las medianas y grandes organizaciones ese es el espíritu que se respira. Un aire que muchos comparan con el de un ejercito, una milicia comercial, productiva, etc...una tropa, un nosotros, destinada a combatir contra la competencia y a ocupar un territorio, un mercado, una cuota.

La Empresa Abierta

Para aquellos que tengan mono de definiciones podemos partir de ésta de alguien que se define como tal, Taller de Clientes: una Empresa Abierta es una empresa que se integra en su circunstancia y entorno, que saca provecho de ello, como recíprocamente el entorno obtiene beneficios de ésta.

Sin embargo, como ya avisaba, la definición no traslada suficientemente las diferencias. En este sentido os traslado mi interpretación de lo que nos cuentan expertos españoles en empresa abierta, como Julen Iturbe o Juan Sobejano, detallando algunos de los rasgos de una Empresa Abierta.

  • El open source o código abierto es la filosofía que anima la Empresa Abierta, entendiendo como tal algo que va más allá del entorno del software. Estamos hablando de una actitud disruptiva frente a las normas establecidas en materia de gestión de la propiedad intelectual, industrial, etc.
  • En una Empresa Abierta se diluyen las fronteras entre la empresa y la sociedad, digamos que la membrana que las separa es mucho más porosa y elástica. Más que de mercados se habla de comunidades, y en eso radica su fortaleza y una de sus dificultades de gestión.
  • En una Empresa Abierta la tecnología es importante, pero aún más el factor humano. Y todo ello, entre otros motivos, con el fin de facilitar el flujo de información en todas las direcciones (de arriba a abajo, de abajo a arriba, de dentro a afuera, de afuera a dentro).
  • La Empresa Abierta debe tener un fin, una trascendencia más allá de la obtención del beneficio. Son empresas "comprometidas", con una ideología que favorece la creación de "apóstoles" de la misma.
  • Pero dicha "ideologia" no le impide ser crítica, consigo misma y con los demás, con una fuerte autoexigencia, más allá de la derivada de las normas.
  • Son empresas que apuestan por la diversidad en productos, servicios, personas, en consonancia con otros rasgos que hemos ido definiendo.
  • Apuestan por la competencia, por la colaboración entre competidores, así como por el establecimiento de alianzas múltiples y flexibles con terceros.

Como ya menciona alguno de ellos, la Empresa Abierta es líquida, frente a la solidez de la empresa clásica. Ello encajaría con el concepto de la postmodernidad liquida, en la que nos hayamos inmersos. Por tanto, lo raro es que una empresa hoy en día no muestre esa tendencia hacia lo líquido propio de la sociedad en laque se encuentra.

¿Queremos y podemos ser una Empresa Abierta?

No nos engañemos. El ser una Empresa Abierta no parece ser sencillo, especialmente para quien viene de otra de pensar. E incluso para los que lo asumen, se encontraran con que hay numerosas estructuras administrativas, jurídicas, financieras, que chocan a la hora de pretender apostar la empresa abierta.

Por tanto, la sensación que a uno le queda es que es difícil ponerlo en practica. Pero, ante esta realidad, tenemos dos puntos de apoyo:

  • No hay un modelo cerrado, por tanto podemos ir poco a poco, experimentando, probando. Más que buscar ese modelo imposible, importa la tendencia, la intención.
  • La corriente social nos va a llevar, inadvertidamente, hacia dichas formas. Es más, ir contra la corriente, tarde o temprano nos pasará factura.

Difícil pero inevitable. ¿Reconocéis en vuestra empresa algún rasgo de Empresa Abierta?

Más información | MindProject, Sintetia

En BBVA con tu empresa | Catorce consejos para gestionar tu equipo

Imagen | opensourceway