Saltar al contenido

Sociedad Patrimonial: todo lo que debes saber

agosto 4, 2019

Repasemos que es una sociedad patrimonial,  como su nombre lo indica, esta es una sociedad la cual tiene como finalidad gestionar un patrimonio, de tal manera que no se realiza actividades económicas, esto quiere decir que no hay oferta y demanda sino un manejo del capital. Estas sociedades pueden ser mercantiles o civiles en la que pueden participar empresas, grupos de familia u otras entidades autónomas.

Esta es una manera de administrar el patrimonio, el cual posee un valor alto. Las personas que se encuentre dentro de la sociedad no deben emitir ningún tipo de gasto, sino más bien deben cooperar y buscar el benéfico común, cumpliendo con lo contratado realizado a la hora de formar la sociedad.

Los bienes dentro de la sociedad patrimonial es la mitad del capital

Para concretar una sociedad patrimonial y que esta sea una como tal, debe haber como socios personas de un mismo grupo, es decir, que si la sociedad patrimonial lo está formando un grupo de familia, los integrantes no deben ser fuera de este círculo y como máximo de haber 10 constituyentes, de igual manera si se trata de un grupo empresarial.

La sociedad patrimonial se basa en encargarse de un patrimonio, los cuales son edificios, inmobiliarios, terrenos, etc., estos conocidos como activos fijos. De acuerdo a la ley, estos activos deben de ser de un 50% en adelante para que esta sociedad pueda ser tomada en cuenta.

Es importante resaltar que las leyes son distintitas en cada país, y es transcendental que para crear una sociedad en España, no hay que seguir un método como tal para presentarse ante la ley, solo se debe cumplir con los requisitos necesarios y las normas mercantiles y requisitos de constitución para que así sea tomada como una sociedad patrimonial como tal ante la ley.

Diferencia entre persona natural y entidad dentro de la sociedad patrimonial

Antes de iniciar es importante tener en cuenta que crear o formar parte de una sociedad patrimonial es algo sumamente delicado, es por eso que es recomendable asesorarse con un fiscal para que no presente problemas a futuro con dicha sociedad.

Ahora bien, como se mencionó en un principio, lo más conveniente es participar en una de estas sociedades cuando se tenga bienes con valores altos o importantes. Todo esto es porque si se encuentra frente a las leyes tributarias debe cancelar un 25% de lo que posee, pero si se deja en manos del IRPF puede estar enfrentándose a impuestos más elevados que serían derivados de los patrimonios.

Es por esto que es más beneficioso distinguir ingresos como persona natural, en vez de entidad, ya que esta proporcionará más gastos en los impuestos.

Es mucho más difícil  traspasar los bienes de una sociedad patrimonial a los descendientes o herederos ya que esto requeriría una aprobación de los miembros que lo conforman, caso contrario de una persona natural la cual no necesita de autorización de terceros para que sus bienes sea traspasados a sus herederos.