Se encuentra usted aquí

¿Qué plazos tenemos para cobrar los cheques?

Otros servicios

En estos tiempos que corren la mejor fecha para que nos paguen la venta de hoy fue ayer. Por ello, vamos a dedicar este post a aclarar qué plazos tenemos para cobrar los cheques, para conseguir hacernos con el dinero que representan.

Cuando hablamos de plazo podemos referirnos a distintos aspectos. Lo primero que debemos tener claro es que un cheque es pagadero a la vista, con independencia de la fecha que figure en el mismo. Esa práctica de postdatar un cheque, como si fuese un pagaré, no funciona y puede ser exigido sobre la marcha.

Por otro lado, el cheque tiene una serie de privilegios a la hora de reclamar la deuda en él reconocida, que se sustancian en la posibilidad de instar la vía de regreso o la posibilidad de devolverlo por parte del librado. Para evitar que se pierdan estas ventajas, debemos presentar el cheque al cobro en un plazo inferior a los 15 días desde su emisión, si ha sido en España, 20 si ha sido emitido en Europa, o 60 días para el resto de países. En todo caso, el cheque prescribe a los 6 meses contados desde la finalización de dichos plazos (cosa distinta es que el librado admita pagarlo o nos vayamos a un juicio declarativo a reclamarlo).

El cheque puede ser cobrado por ventanilla, al instante (si el importe es superior a los 3.000 euros deberemos avisar con antelación), o bien ingresado en una cuenta:

  • Si la cuenta es del banco contra el que se ha emitido el cheque, el abono se hace al momento, con fecha de ese mismo día.
  • Si la cuenta es de un banco distinto, nos lo abonarán en firme, con disponibilidad, dos días hábiles después, pero generalmente se espera a hacerlo a las 5 de la tarde de ese segundo día, por lo que en la práctica son 3.

 

¿Por qué ese plazo de dos días? Fácil, nuestro banco debe presentarle ese cheque al banco del librado, que éste compruebe si hay fondos, y si es así que los abone.

La mecánica es idéntica con un cheque bancario, el emitido por un Banco y no por una empresa o particular, pero lo cierto es que, dada la confianza en su abono (se emiten contra una provisión de fondos), se suele permitir su disposición antes de esos 2/3 días, si bien la fecha valor sigue siendo la que es, y nos causaría un descubierto por valoración.

¿Qué ocurre con los cheques emitidos en el extranjero? Pues que la cosa se complica, en función de la normativa y bancarización del país. No es raro hablar de plazos de 15 días, o incluso de meses, con el dinero retenido mientras tanto. Conviene que antes de admitir el cobro en cheque en estos casos consultemos a nuestro banco al respecto, así como por las comisiones que nos suponga. En general, se trata de una opción no excesivamente aconsejable.

Más información | Banco de España, Abanfin

En BBVA con tu empresa | ¿Qué es el SWIFT?, Se reducen los pagos en efectivo para empresarios y profesionales

Imagen | Nina Matthews Photography