¿Es posible motivar a los trabajadores cuando el dinero escasea?

Pymes | 03/03/2013

Llega la crisis económica. Lo que antes era un problema menor de desmotivación en la plantilla, hoy su importancia es mayor. No sólo porque en los momentos más complicados es cuando se necesita el compromiso de los trabajadores, sino porque ante la escasez de dinero en las empresas, las soluciones para ello han de ser más imaginativas. Y ante esto surge la duda: ¿Es posible motivar a los empleados cuando no hay dinero?

No hay por qué negarlo: las retribuciones económicas por el cumplimiento de objetivos empresariales representan una de las vías más efectivas para la motivación laboral. Las 'palmadas' en la espalda cuando el sueldo sigue congelado después de años de buen trabajo y entrega pierden gran parte de su efectividad. En estos momentos, ese dinero puede ser, quizás, la única forma de insuflar ánimos para muchos trabajadores.

El problema es que hoy, el dinero escasea. Las posibilidades de pagar productividades y la consecución objetivos están al alcance de muy pocas empresas. Es por eso que se ha de pensar en alternativas que estén lejos de lo económico y que puedan ser efectivas. Y las hay, claro que las hay. Las dividiría en dos grupos: hacer partícipes a los empleados de las decisiones y la 'vida' de la empresa y premiar con beneficios que, aún no siendo económicos, les animen a continuar.

Para hacer partícipe a los empleados no hay nada mejor que compartir con ellos las decisiones, construir un sistema de comunicación por el cual todos, desde el jefe hasta el empleado de menor rango, sientan que tienen voz. No es fácil, nadie dijo que lo fuera. No en vano, se trata de cambiar la filosofía de muchas empresas en las que las cúpulas asumen toda la capacidad de resolución. Sin embargo puede ser muy útil.

Para entregar 'premios' no económicos, hace falta algo de imaginación. Es posible que conseguir los objetivos no pueda acarrear un sobresueldo, pero sí días libres. Es posible que no haya dinero suficiente para valorar el esfuerzo, pero sí se puede introducir mecanismos para la conciliación de la vida laboral y familiar.

Estas son sólo algunas de las medidas que una empresa puede tomar para motivar a su plantilla cuando el dinero escasea. Conseguirlo es posible. Sólo que cuesta.


ctawf1_post_step1b

En BBVA con tu empresa | Claves para mantener motivados a los trabajadores, Beneficios de los tickets de comida para los empleados y nuestra empresa

Imagen | Andrewarchy