Se encuentra usted aquí

Calculando el grado de peligrosidad laboral con el método de William T. Fine

Seguridad en el trabajo

La mejor manera de realizar acciones preventivas eficaces en materia de riesgos laborales, es contar con un buen diagnóstico de los peligros existentes. Aprender a aplicar el método de William T. Fine nos permitirá obtener un ratio de peligrosidad en función de tres factores básicos: Consecuencias, exposición y probabilidad.

Además, podremos continuar los cálculos hasta conseguir un procedimiento conocido como "justificación de la acción correctora", que nos permitirá priorizar la inversión en seguridad según el nivel de riesgos a solventar.

El método de William T. Fine es sencillo en su aplicación, pues consiste en valorar tres criterios y multiplicar las notas obtenidas en cada uno. Así, el Grado de Peligrosidad (GP) se obtendrá al multiplicar el factor "Consencuencias" (C) por el de "Exposición (E) y el de Probabilidad (P).

Estos valores se introducen en un parte de comunicación de riesgo, en el que se determinarán los valores a utilizar siguiendo estas indicaciones:

Consecuencias (Factor C)

Se analizarán los resultados que tendría la supuesta materialización del riesgo estudiado, siempre dentro de limites razonables y realistas. Para ello, se tendrán en cuenta los riesgos para la vida de las personas (empleados y/o terceros) y los daños materiales que se producirían, dando puntos según esta tabla:

  • a) Catástrofe con numerosas muertes y daños por encima de los 900.000 € - 100 puntos
  • b) Varios fallecimientos con daños materiales desde los 450.000 a los 900.000 € - 50 puntos
  • c) Muerte con daños desde los 90.000 a los 450.000€ - 25 puntos
  • d) Lesiones graves con riesgos de invalidez permanente o daños de entre 9.000 y 90.000€ - 15 puntos
  • e) Lesiones que precisen baja médica, con daños entre los 900 y 9.000€ - 5 puntos
  • f) Lesiones sin baja y daños de hasta 900€ - 1 punto

Exposición (Factor E)

En este caso valoraremos la frecuencia en la que se produce una situación capaz de desencadenar un accidente realizando la actividad analizada. Se tendrá en cuenta el momento crítico en el que pueden haber malas consecuencias, dándole una puntuación según las siguientes indicaciones:

  • a) De forma continuada a lo largo del día (muchas veces) - 10 puntos
  • b) De forma frecuente, con periodicidad diaria de al menos una vez - 6 puntos
  • c) De forma ocasional, semanal o mensual - 3 puntos
  • d) De forma irregular, una vez al mes a una vez al año - 2 puntos
  • e) De forma excepcional, con años de diferencia - 1 punto
  • 

  • f) De forma remota. Se desconoce si se ha producido, pero no se descarta la situación - 0,5 puntos

Probabilidad (Factor P)

Ahora, teniendo en cuenta el momento que puede dar lugar a un accidente, estudiaremos la posibilidad de que termine en accidente. Se tendrá en cuenta la causa del posible accidente y los pasos que pueden llevarnos a él, puntuándolo como sigue:

  • a) Si el accidente es el resultado más probable al hacer la actividad - 10 puntos
  • b) El accidente es factible - 6 puntos
  • 

  • c) Aunque no es muy probable, ha ocurrido o podría pasar - 3 puntos
  • d) El accidente sería producto de la mala suerte, pero es posible - 1 punto
  • 

  • e) Es muy improbable, casi imposible. Aún así, es concebible - 0,5 puntos
  • f) Prácticamente imposible. No se ha producido nunca pero es posible - 0,3 puntos

Corrección, coste y justificación

Una vez hemos estudiado la actividad con este método y aplicada la fórmula comentada al comienzo del artículo, obtendremos el valor GP (Grado de Peligrosidad), que se utilizará para obtener la justificación de la acción correctora (J).

Para ello también tendremos que analizar qué disminución del riesgo se obtendría de aplicarse las acciones preventivas que propone la organización.

Ante la desaparición total del riesgo, se contará 1 punto, pero si se reduce en un 75% serán 2 puntos y entre el 50 y el 7%, 3 puntos. Para rangos inferiores, tenemos 4 puntos para reducciones del riesgo de entre el 25 y el 50% y 6 para las inferiores al 25%.

Esta puntuación se llama Grado de Protección (GP), pero además tendremos en cuenta los costes de la acción preventiva, puntuándolos según esta escala que se conoce como el Factor de Coste (FC):

  • a) 45.000 € o más - 10 puntos
  • b) Entre 22.000 a 45000 € - 6 puntos
  • c) Entre 9.000 a 22.000 €- 4 puntos
  • d) Entre 900 a 9.000 € - 3 puntos
  • e) Entre 90 y 900 € - 2 puntos
  • f) Entre 20 y 90 € - 1 punto
  • g) Menos de 20 € - 0,5 puntos

¿Y qué hacemos con el GP y el FC? Pues obtener la justificación de la acción correctora al dividir el Grado de Protección entre la multiplicación del Grado de Riesgo por el Factor de coste.

Si el resultado es mayor a 10 nos indicará que la medida correctora podría ser aceptada porque los beneficios para la seguridad justifican la inversión necesaria. Si el resultado es mayor a 20, la acción preventiva estaría muy justificada en relación al riesgo.

En Las Empresas Cuentan | La importancia de la prevención y de los simulacros de emergencia en la pyme, Obligaciones del empresario en prevención de riesgos laborales, Por qué es importante la prevención de riesgos laborales
Imagen | Jakeandlindsay