Saltar al contenido

Cuenta de resultados : conoce cómo va tu empresa

julio 13, 2019

Una de las cuentas más importantes que se lleva dentro de la empresa es la cuenta de resultados o estado de ganancias y  pérdidas. Esto se debe a que la información suministrada por dicha cuenta, puede brindar una idea real y en tiempo real sobre la situación financiera de la empresa durante ese año fiscal.

Si deseas conocer más acerca de la cuenta de resultados, hemos preparado este artículo para ti, con el fin de contarte lo que debes saber al respecto.

¿Qué es la cuenta de resultados?

También llamada estado de ganancias o pérdidas, es la que tiene como propósito mostrar al final del año fiscal, el resultado que consiguió la empresa en sus operaciones. 

En otras palabras es una cuenta que, mediante un análisis exhaustivo, nos permite conocer el estado de situación financiera de nuestra empresa y si, al final del año fiscal, hubo ganancias o pérdidas.

Pero la posibilidad de saber si hubo ganancias o pérdidas no es lo único importante que nos permite conocer este documento, sino también el origen de dicho resultado. Es decir, si hubo pérdidas, entonces conoceremos por qué motivo ocurrió esto. 

En base a esta información obtenida podemos tomar decisiones sobre el futuro de nuestra empresa.

¿Para qué sirve la cuenta de resultados?

SI bien hemos dicho que la principal ventaja o beneficio de esta cuenta es conocer el desenlace o resultado de las operaciones de nuestra empresa durante el año fiscal, también existe otro propósito.

No se trata solo de conocer el estado de situación de la empresa, sino también una forma de mostrarle a posibles inversores si nuestra empresa merece la pena o no invertir en ella. Esto es así debido a que, mientras más ganancias tenga al final, mejor para los inversionistas.

Estos son los dos beneficios y propósitos de la cuenta de resultados.

¿Qué elementos conforman la cuenta de resultados?

En general, la cuenta de resultados está compuesta por 5 elementos.

  • Resultados de explotación

Esto es, en esencia, los resultados obtenidos al final del ciclo o año fiscal con respecto a las operaciones o actividades de nuestra empresa. Los gastos y los ingresos a los cuales se les aplican las amortizaciones.

  • EBITDA (O resultados operativos)

En pocas palabras, los resultados operativos o EBITDA, son los resultados del punto anterior, pero sin haberles aplicado las impuestos ni amortizaciones. Además, estas incluyen las operaciones financieras, excepcionales, el resultado neto y los impuestos sobre los beneficios 

  • Resultado financiero

Esto no es más que el resultado de los ingresos que fueron percibidos y los gastos financieros.

  • Resultado extraordinario

En este punto se incluyen todos aquellos gastos en los que la empresa incurrió, pero que no tienen ningún tipo de relación con la actividad que esta desarrolla.

  • Resultado neto

Este es el resultado al que llegas una vez has deducido los impuestos a los beneficios obtenidos. Esto si el resultado que conseguiste era positivo.

Estos son, a grandes rasgos, los elementos que conforman la estructura de la cuenta de resultados o estado de ganancias y pérdidas.