TPV BBVA con anticipo de facturación para financiar tu negocio

TPV BBVA con anticipo

Comercios | 22/12/2013

El TPV BBVA es un medio de cobro orientado a facilitar los procesos de pago en los comercios, pero también una herramienta que va más allá y permite al negocio optar a financiación sobre su facturación mensual.

Las empresas que tengan contratado el TPV BBVA pueden solicitar el servicio de anticipo de facturación, que consiste en una cantidad de dinero que se puede solicitar para atender necesidades de financiación puntuales. Este es el caso del comercio del siguiente vídeo, en el que un cliente solicita un material antiguo que no dispone en stock, pero que resulta una oportunidad para el negocio. Gracias al anticipo del TPV BBVA, consigue la financiación necesaria para comprar al proveedor el material y podérselo vender al cliente, lo que supone un esfuerzo puntual de liquidez que, de otra manera, hubiera supuesto casi seguro la pérdida de la operación: 

El nuevo TPV de BBVA permite disponer de un anticipo de hasta el 30% de la facturación media mensual para hacer frente necesidades puntuales de liquidez de una forma ágil y, lo mejor de todo, sin tramites adicionales. El requisito exigido es tener una antigüedad de 6 meses de facturación con el TPV, realizándose la operación directamente desde el TPV, como si fuera un cobro, realizándose el abono al tramitar la solicitud.

Para poder optar a este servicio para tu negocio inteligente, hay que contratarlo al dar de alta el TPV BBVA. El banco le entregará una tarjeta específica al comercio, que le permitirá solicitar el anticipo con las condiciones siguientes:

  • Solo se permite una disposición de anticipo simultánea, hasta que no se devuelve la primera, no se puede solicitar una segunda.
  • Se puede anticipar un máximo del 30% de la facturación media mensual del trimestre, con un máximo de 15.000 €.
  • El límite disponible dependerá de la facturación media y se actualizará mensualmente.
  • Esta opción de financiación conlleva una comisión del 2% por importe anticipado y una retención del 15% del importe facturado diariamente en el TPV.
  • El plazo máximo de amortización es de 60 días. En caso de no haber amortización previa, el día 60 se cargará en la cuenta asociada el importe pendiente de amortizar.


ctawf3_post_step1

En BBVA con tu Empresa | TPV BBVA con tarifa plana para tu negocio