Por qué se necesita un proceso de baja efectivo en el email marketing

Email marketing en la pyme

Pymes | 29/01/2014

Cuando se prepara un email para distribuir a clientes actuales o potenciales, en realidad se está montando una invitación para que los destinatarios conozcan mejor un producto o servicio, para que lo compren e incluso puedan hacer muchas más cosas como, por ejemplo, contárselo a la gente de su entorno. La idea del email marketing es buena, pero no siempre se obtiene el resultado deseado y hay personas que prefieren no recibir ese tipo de comunicaciones.

Cuando se dan las circunstancias para que una persona decida que no quiere seguir recibiendo correos electrónicos, por el motivo que sea, lo mejor es ayudarle a cumplir sus deseos. La única manera de conseguirlo es a través de un proceso de baja que sea lo más efectivo posible. ¿Acaso sirve de algo retener a un cliente o potencial cliente que no está contento?

El primer motivo que se puede esgrimir para justificar que se necesita un buen proceso de baja es conservar una buena imagen de la marca. Si el cliente no quiere saber nada de la marca a través de su cuenta de email, lo mejor es ayudarle a darse de baja de la manera más sencilla posible, sin demasiadas preguntas e invitándole a volver cuando quiera. De esta manera, esos emails no deseados no serán un problema para él y, si se le facilita la marcha, tal vez en el futuro vuelva.

Los motivos técnicos deben también tenerse en cuenta a la hora de convencerse de que es importante un proceso de baja de emails comerciales. Esto se debe a que los sistemas de correo (Gmail, Yahoo, Outlook, etc.) tienen en cuenta la cantidad de usuarios que marcan como spam un determinado correo y eso lo usan para actualizar sus filtros antispam. Si un email resulta molesto y un número de usuarios suficiente lo marca como spam, los sistemas de correo considerarán que el emisor de ese mensaje es un spammer y pueden llegar a bloquearle, tirando por tierra los futuros envíos que realice. 

La ley protege al destinatario, estando prohíbido enviar comunicaciones comerciales a quien no lo ha solicitado y a facilitar un mecanismo de baja sencillo para que se pueda dar de baja cualquier persona que reciba un correo comercial. Hay pocos casos de denuncia y de condena, pero los que se han resuelto en contra de una empresa que envía correo no deseado, pueden llegar a tumbar una pyme por la cuantía de las multas. Es importante informarse antes de lanzar una campaña de email marketing.

En BBVA con tu Empresa | Estrategias de inbound marketing para aplicar en la pyme

Imagen | gillnisha