¿Qué niveles directivos existen en la empresa?

Pymes | 27/10/2013

La función de dirección es básica en cualquier empresa, pues consiste en gestionar al personal de la misma para conseguir que se implique y haga suyos los objetivos empresariales. En esta labor es imprescindible dominar las técnicas de motivación, liderazgo y comunicación, y las personas que la llevan a cabo son los cargos directivos. Estos poseen autoridad y la última palabra en la toma de decisiones. Sin embargo, ¿son todos iguales?

Los puestos directivos suelen dividirse en tres niveles distintos según una estructura piramidal. En el eslabón más alto encontraríamos a la alta dirección, escalafón formado por la presidencia y la dirección general o gerencia de la empresa, además de por los directivos claves en los distintos departamentos. Se encargan de tomar las decisiones más importantes, generalmente de carácter estratégico, y de supervisar el funcionamiento general de la empresa. Normalmente, sólo ejercen el mando sobre los directivos que están en un nivel inferior: la dirección intermedia.

La dirección intermedia realiza una misión fundamental dentro de la empresa, como es la de ejercer de enlace entre la alta dirección y los directivos de primera línea. Además, sirven de engranaje de transmisión de las órdenes que emiten los altos directivos hacia quienes se encargan de su cumplimiento. Realizan tareas como dirección de zona o coordinación de ventas, y se responsabilizan de diseñar tácticas y elaborar procedimientos que apoyen el desarrollo de los planes elaborados por la alta dirección. Estos directivos tienen más personas a su cargo que la alta dirección, aunque no tantas como los directivos de primera línea.

Los directivos de primera línea o dirección operativa se corresponden con el último eslabón de la cadena de mando. Son los que están en contacto con el personal laboral de la empresa y, por tanto, tienen muchas personas bajo su influencia directa, por lo que son los que más a menudo deben ejercer la autoridad. Su principal tarea consiste en asignar tareas específicas a los trabajadores, para así cumplir con los planes elaborados en los niveles superiores. Además, evalúan día a día la ejecución de los planes, por lo que su labor resulta fundamental para el control.

En BBVA con tu Empresa | Tres tipos de líderes que debes saber reconocerLa comunicación asertiva en la empresa

Imagen | Victor1558