Qué debes saber antes de crear una campaña de publicidad en Facebook

Pymes | 22/02/2017

Es la gran red social en la que prácticamente cualquier internauta está presente. Por ello, la mayoría de estrategias de comunicación digital plantean acciones en Facebook. Pero antes de lanzarte a configurar tu primer anuncio hay una serie de ideas que debes valorar.
Una vez puesta en marcha la campaña es importante seguirla de cerca para analizar los resultados y adaptar el mensaje o el target
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

La mayor virtud de Facebook como escaparate para las empresas puede ser también su mayor desventaja: está casi todo el mundo. Esto quiere decir que tenemos la oportunidad de hacer llegar nuestra pyme, servicio o producto a quien a nosotros nos interesa; pero para ello necesitaremos afinar muy bien tanto el mensaje como el público objetivo al que queremos hacérselo llegar. Es una de las claves de publicitarse en Facebook Ads que a continuación detallamos.

Los conceptos que necesitas tener claros

Con el paso de los años Facebook ha ido mejorando su plataforma de publicidad. Hoy se ha convertido en una herramienta de marketing que ofrece un uso muy intuitivo y unas posibilidades adaptadas casi a cualquier necesidad. Pero para que la campaña publicitaria de nuestra pyme tenga éxito necesitamos conocer qué queremos obtener de ella, cuál es nuestro objetivo.

¿Queremos dar a conocer nuestro negocio? ¿Buscamos aumentar el tráfico de visitas de nuestro e-commerce? ¿Queremos vender un producto o servicio? La propia plataforma de Facebook Ads nos plantea estas preguntas en uno de los primeros pasos para configurar nuestra campaña publicitaria. De hecho, la red social divide en tres grandes bloques las acciones de marketing que podemos llevar a cabo: reconocimiento, prestigio y conversión.

Dentro de cada una de estas categorías encontramos diferentes acciones, desde la difusión local de nuestra pyme hasta conseguir la descarga de una aplicación o aumentar las visitas a nuestro e-commerce. En total, Facebook ofrece 11 acciones diferentes entre las que escoger y esta es la primera gran decisión que debemos tomar, ya que en función de lo escogido, se nos abre todo un abanico de posibilidades.

Además, ese objetivo debe ir destinado a un público concreto. De nuevo, Facebook te permite personalizar ampliamente a qué público quieres llegar en base a un buen surtido de criterios: ubicación geográfica, sexo, edad, estudios, aficiones… Como ayuda adicional, la plataforma cuenta con un pequeño indicador que nos muestra, en función de nuestras elecciones, a cuántas personas podemos llegar y si nuestros criterios son demasiado específicos o demasiado amplios.

Lo ideal a la hora de configurar el público objetivo es ofrecer tres o cuatro características, las suficientes para afinar bien a quién queremos llegar, pero sin pasarnos y descartar a posibles compradores porque no cumplen con todos los requisitos que hemos determinado.

Plantea la campaña en base a tu presupuesto

Independientemente del objetivo que establezcamos para nuestra campaña, debemos tener claro el presupuesto con el que contamos. Evidentemente, cuanto mayor sea este más ambiciosa puede ser nuestra estrategia y a más potenciales clientes llegaremos. Y en este sentido, Facebook facilita una estimación de los potenciales resultados – clics, personas alcanzadas, etcétera- que conseguiremos con la inversión prevista.

Además, hay dos conceptos importantes que debes saber manejar para estimar el coste de tu campaña y por qué concepto se te cobrará: el Coste por Impresión – CPM – o el Coste por Clic – CPC-.

  • En el CPM se cobra una cantidad por cada 1.000 impresiones, por lo que las campañas que cobran por impresión están planteadas para maximizar el alcance y difusión del mensaje.
  • En el CPC se cobra por clic, por lo que aunque el anuncio tenga un alto impacto y el mensaje llegue a muchas personas, tan solo se cobrará por cada una de ellas que pinche en él. Estas campañas buscan potenciar las conversiones o el tráfico de un e-commerce en concreto.

Cuida tu mensaje y adáptalo al medio

Si ya tienes tu objetivo definido, tu público concretado y sabes el presupuesto que te puedes permitir destinar a la campaña, tan solo falta el mensaje: ¿con qué vas a atraer las visitas? ¿Cómo esperas conseguir ventas?

Facebook Ads ofrece muchas posibilidades a la hora de diseñar un anuncio y sería muy difícil resumirlas todas, pero piensa que debes dedicarle tiempo y esfuerzo a hacer que el mensaje quede perfecto, tanto en fondo como en forma. Por ejemplo, imagina que has preparado una imagen publicitaria estupenda pero que no encaja en los formatos definidos por Facebook. Por muy buena que sea esa imagen, si el público la ve incompleta, con los bordes cortados o cualquier otra carencia, tu anuncio se resentirá sobremanera.

Por eso, lo fundamental es conocer la plataforma y características del soporte antes de diseñar tu anuncio. Explora las diferentes opciones que te ofrece Facebook Ads y trabaja en base a ellas.

Como último consejo, recuerda que una vez puesta en marcha la campaña es importante seguirla de cerca de cara a analizar los resultados y ver qué funciona y qué no funciona. Como hemos podido comprobar, en un anuncio de Facebook interfieren muchos factores, por lo que cambiar uno de ellos puede modificar drásticamente los resultados… para bien o para mal.

En BBVA con tu empresa | Guía rápida para crear una campaña publicitaria en Twitter