Cómo puede tu comercio sacarle partido al Big Data

Comercios | 15/11/2016

Las multinacionales han abrazado el Big Data como una herramienta casi imprescindible para el desarrollo de sus estrategias empresariales pero, ¿están las ventajas de esta tecnología al alcance de las pymes?
Antes de intentar utilizar el Big Data en nuestra empresa, debemos tener claro para qué lo necesitamos
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Del  Big Data ya hemos hablado varias veces como una de las innovaciones que van a revolucionar prácticamente cualquier área en la que podamos pensar. Cada día se desarrollan nuevas tecnologías destinadas a procesar grandes volúmenes de datos, que se convierten en información que nos ayuda a pronosticar, por ejemplo, qué tiempo hará dentro de una semana o cómo de fuerte será el impacto de la gripe en la población durante este invierno.

El Big Data ayuda a predecir, segmentar e interpretar una ingente cantidad de datos, de ahí que las grandes empresas hayan comenzado a utilizarlo como tanto entusiasmo. Por ejemplo, la cadena de grandes almacenes norteamericana Macy’s está utilizando el Big Data para lanzar ofertas y hacer rebajas justo cuando más atractivas pueden resultar para sus clientes.

Xerox, otra gran empresa que emplea a miles de personas, ha reducido el estrés que sufren sus trabajadores del ‘call center’ en un 20 %, utilizando información proveniente del Big Data. Estos ejemplos muestran de qué manera están utilizando las multinacionales los datos y pronósticos que les llegan de las técnicas Big Data. Pero, ¿qué ocurre con las pequeñas y medianas empresas? ¿Pueden sacarle partido al cruce e interpretación de grandes paquetes de datos? ¿Es económicamente viable para ellas?

Cuando las pymes ‘exprimen’ el poder de sus datos

A la luz de los ejemplos mostrados, puede parecer que las ventajas del Big Data quedan reservadas para empresas que tienen a su disposición un potente departamento de I+D+i o una gran capacidad financiera. No tiene por qué ser así.

Las pequeñas y medianas empresas generan un gran volumen de datos en su actividad cotidiana. Registros de ventas, información de proveedores, de clientes… Todos estos números se pueden aprovechar para poner en marcha análisis propios del Big Data que ayuden a tomar decisiones, pero a escala pyme.

Un buen ejemplo de lo que el Big Data puede hacer por las pymes lo encontramos en el marketing y, en concreto, en el envío de newsletters.  Como ya sabrás, buena parte del éxito de una newsletter depende de lo atractiva que resulte para tu cliente, es decir, de lo personalizada que sea. El resultado de cruzar los perfiles de tus clientes con sus compras previas y tu stock de productos puede resultar en una newslettercon ofertas personalizadas que te ayuden a fidelizar a tu cliente. No es una idea disparatada, ya lo ha hecho la mencionada Macy’s y el resultado es que el número de bajas de su newsletter se ha reducido en un 20 %.

Poniendo en marcha el Big Data en una pyme

Para comenzar a utilizar el Big Data en una pyme se necesitan dos cosas: datos y tecnología.Es trabajo de la propia pyme el ir construyendo su base de datos pocos a poco, con la actividad normal del día a día y también con el refuerzo que ofrecen las campañas de marketing.

Este paso es fundamental, ya que sin datos que analizar las sofisticadas herramientas y algoritmos que utiliza el Big Data son inútiles. Esta es una de las principales barreras que se encuentran muchas de las pymes que quieren comenzar a utilizar el Big Data. Afortunadamente, existen muchas maneras de recabar información útil para crear una base de datos actualizada y manejable.

Con los datos en la mano, lo más recomendable es acudir a alguna de las empresas especializadas en Big Data que ya ofrecen servicios para pymes. En la actualidad están surgiendo muchas opciones en este sentido, lo que ha hecho que los precios de este tipo de servicios desciendan bastante y estén al alcance de la mayoría de los bolsillos.

Un ejemplo a mencionar es IBM, que pone acerca el Big Data al alcance de las pymes, no solo proporcionando la tecnología, sino asesorando a la hora de sacarle el máximo partido.

Pero ahí fuera hay muchísimas pymes que se dedican, precisamente, al Big Data, ofreciendo precios muy competitivos y asistencia en todo el proceso de implantación de recogida y análisis de datos.

¿Big Data o Small Data?

Las posibilidades del Big Data son inmuerables. Sin embargo, antes de comenzar a buscar ‘partners’ tecnológicos y a recopilar datos como locos, es importante saber qué se quiere conseguir a través del Big Data. Tal vez estas herramientas de análisis no sean necesarias para llevar a cabo esa campaña de marketing que tenemos en mente, o para conocer mejor a nuestros clientes. En ocasiones, el ‘Small Data’, el Excel de siempre o el programa de contabilidad que utilicemos, pueda ayudarnos mejor y más rápido a tomar este tipo de decisiones. La elección queda en el empresario.

En BBVA con tu empresa | Commerce360: Cómo conseguir datos para realizar un estudio de mercado de mi sector


ctawf1_post_step1a