Opciones de pago online que todo ecommerce necesita

Comercios | 17/02/2017

Al tradicional pago con tarjeta de crédito o por transferencia bancaria se le han unido en los últimos años una serie de alternativas que te interesa conocer para tu negocio
Ofrecer todas las facilidades de pago posibles siempre es una idea que el cliente agradece
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Aunque el comercio online se encuentra cada vez más normalizado en España, todavía queda un buen puñado de usuarios que se resisten a realizar sus compras por internet. Entre los motivos que esgrimen se encuentra la seguridad, un factor que echa para atrás a un perfil de cliente que no se siente cómodo dejando los números de su tarjeta de crédito en la web de un ‘desconocido’.

Por eso es tan importante ofrecer alternativas de pago en nuestro ecommerce que encajen con todos los tipos de consumidores que nos podemos encontrar. La tarjeta de crédito o la transferencia bancaria son la base de nuestro sistema de pago, pero sería un error omitir otras alternativas. Hablemos de ellas.

Paypal

Entre las plataformas de pago digitales hay una que tiene una presencia prácticamente hegemónica: Paypal. Es el método de pago online –más allá de las tarjetas-, más conocido y utilizado en Internet.

Paypal debe buena parte de esta fama a su veteranía en la web. Fue fundada en 1998 y ha sobrevivido a todas las crisis del sector, como el estallido de la ‘Burbuja de las punto com’. Los años le han otorgado a esta plataforma la confianza del usuario y ahí reside su principal fortaleza: es una marca reconocida que genera tranquilidad.

Además, para el comerciante Paypal tiene una gran ventaja con respecto a otros sistemas de pago online similares: resulta muy fácil de instalar en cualquier tipo de web. Las diferentes modificaciones y evoluciones de su código han hecho que prácticamente cualquier usuario con unos pocos conocimientos informáticos sea capaz de implantar Paypal en su ecommerce.

Google Wallet

Google viene apostando fuerte por el pago móvil desde hace tiempo, pero no ha sido hasta este pasado 2016 cuando ha dado paso de gigante al unir la cuenta bancaria del usuario con su aplicación de pago. Ahora es posible realizar pagos a través de Google Wallet sin necesidad de precargar saldo en la aplicación de Google, por lo que el usuario gana en comodidad.

Pago contra-reembolso

Es un método clásico de pago que se resiste a desaparecer. De hecho, es uno de los más utilizados por los consumidores españoles según el ‘Observatorio eCommerce’ para 2016. Aquí la gran ventaja tiene que ver con la escasa exigencia técnica que requiere su implantación, unido a que es una de las formas de pago más conocidas por el público más mayor.

En definitiva y si te vas a plantear qué formas de pago ofrecer en tu web, quédate con los tres formatos que cubren un mayor espectro de la población: tarjeta de crédito para la mayoría de usuarios, plataformas de pago online para el perfil más joven y contra-reembolso para tus clientes más mayores.

En BBVA con tu empresa | La pasarela de pago es clave para la finalización con éxito en la venta online


ctawf1_post_step1a