Un negocio y un sinfín de TPV para realizar los cobros

Cobrando con un TPV de BBVA

Comercios | 04/04/2016

BBVA ofrece múltiples modalidades de TPV, desde soluciones físicas a virtuales, pasando por SmartPay, que convierte tu propio teléfono móvil en una pasarela de pago. Si quieres conocerlas, entra en BBVA Con Tu Empresa e infórmate.
BBVA nos ofrece un TPV para cada necesidad de cobro
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Cada empresa es diferente, cada situación es diferente y por eso los cobros son diferentes. Pero eso no es un problema, BBVA nos ofrece la más amplia gama de TPV para que no nos tengamos que adaptar nosotros al TPV, sino que sea el TPV el que se adapta a nosotros.

BBVA SmartPay

BBVA SmartPay es una buena solución para cobrar en cualquier lugar, contando solamente con nuestro teléfono móvil y un pequeño adaptador que podemos llevar en el bolsillo.

Quien desconozca BBVA SmartPay puede pensar que poder cobrar con tarjeta en cualquier momento y lugar debe ser posible solamente gracias a un gran sacrificio. Nada más lejos de la realidad. BBVA SmartPay, como todo el proceso de transformación digital de BBVA, está concebido para hacernos la vida más sencilla. En este vídeo podemos ver lo sencillo que es instalar BBVA SmartPay y lo sencillo que es comenzar a cobrar con este datáfono de bolsillo.

TPV virtual de BBVA

Cuando tenemos una presencia virtual con una tienda online o prestamos servicios a través de Internet, el TPV virtual es una exigencia imprescindible. La tecnología del TPV virtual de BBVA nos ofrece una solución a medida de nuestras necesidades, pudiendo ofrecer a nuestros clientes el pago en diferentes idiomas, en otra divisa o el pago por referencia (que evita que el cliente tenga que introducir los datos en cada compra sin necesidad de que nosotros tengamos que almacenar sus datos)

Además, todo el proceso de pago se realiza con la mayor seguridad y sencillez y con el soporte de BBVA.

TPV Virtual para Comercios y Empresas

La modalidad de TPV Virtual para Comercios y Empresas es una práctica solución de TPV virtual que destaca por su sencillez. Los datos del pago se introducen en una página segura de BBVA que podemos personalizar con la imagen de nuestra empresa.

TPV Virtual para Grandes Empresas

Si nuestra empresa tiene una facturación mayor, quizá nos interese una opción de cobro más personalizada, en la que el cliente no abandone nuestra web en ningún momento para realizar el pago. TPV Virtual para Grandes Empresas permite implementar en el TPV nuestras aplicaciones de gestión.

TPV Virtual a través de IPSP (Internet Payment Service Provider)

Si deseamos externalizar la gestión del pago a una empresa especializada, el servicio de TPV Virtual a través de IPSP (Internet Payment Service Provider) nos lo permite, gracias a la integración técnica de la mayoría de estas empresas con BBVA.

Nimble Payments

Nimble Payments es la opción perfecta para quienes necesitan un TPV virtual que se gestiona íntegramente de forma digital. Lo podemos contratar sin acudir a la oficina bancaria y contando con todas las ventajas del soporte de BBVA.

TPV físico

Las modalidades de TPV físico se adaptan a las diferentes necesidades de los negocios ofreciendo al mismo tiempo un conjunto importante de ventajas.

El anticipo de TPV es una solución que nos permite una financiación a corto plazo sin tener que acudir al banco y que nos puede sacar de muchos apuros.

La tecnología contactless nos permite cobrar sin tener que introducir una tarjeta en el datáfono. Con tan solo acercar un tarjeta contactless o el teléfono móvil ya podemos realizar el cobro.

El pago en divisas es un servicio muy importante para todos aquellos negocios que se relacionan con clientes que habitualmente compran en otra divisa. Gracias a este servicio se ofrece automáticamente a los clientes que emplean otra moneda pagar en euros o pagar en su equivalente.

Todo ello es posible adaptándose a las diferentes necesidades de los diferentes tipos de negocios, gracias a las diferentes modalidades de TPV físico.

TPV Móvil GPRS

El TPV móvil GPRS nos permite cobrar en cualquier lugar, pudiendo llevar el TPV con nosotros y cobrar a través de él. Es la opción perfecta para los negocios en movilidad, que pueden reducir los desventajosos cobros en metálico.

TPV Inalámbrico ADSL

El TPV inalámbrico facilita podernos mover por nuestro local y sus inmediaciones y que podamos realizar el cobro. Por ejemplo, en un local de hostelería con una terraza es muy beneficioso cobrar en las mesas con tarjeta evitando tanto que el cliente tenga que desplazarse hasta la caja como que nosotros seamos los que tengamos que desplazarnos continuamente.

TPV fijo

Si no necesitamos movernos por nuestro local o fuera de él, si siempre cobramos en el mismo punto, una solución práctica y sencilla es el TPV fijo con conexión a la red de telefonía convencional o a una línea ADSL.

TPV PC con o sin lector

El TPV PC con lector nos permite conectar nuestro TPV con un software específico en el punto de venta. Es una buena opción si nuestro negocio no requiere movilidad dentro o fuera del local. El TPV PC sin lector es la opción si vendemos por catálogo, por teléfono o por correo.

En BBVA con tu Empresa | Aportaciones del TPV al futuro enriquecedor de la empresa

 ¿Por qué no debemos retardar la incorporación de un TPV Contactless?

Imagen | Canal de Youtube de BBVA


ctawf3_post_step1