Los enemigos de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Pymes | 16/09/2016

Cualquier empresa, independientemente de su tamaño, puede aportar a la sociedad a través de su actividad cotidiana. Unas pequeñas pautas y consejos pueden ayudar a que tu pyme marque la diferencia, aunque siempre existen dificultades a superar.
Una de las grandes dificultades de la RSE es la de involucrar a toda la empresa para que asuma su importancia
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

La Responsabilidad Social Empresarial – o Corporativa –es un concepto que ya lleva  tiempo entre nosotros y que se ha ido instalando en el mundo empresarial de manera progresiva. Para los despistados, resumiremos que la RSE es toda aquella aportación positiva de la empresa a la sociedad, ya sea a través de la economía, el medio ambiente, o la gestión de los recursos humanos, por citar los tres apartados más importantes.

Como empresario, te interesa mantener una política de RSE activa y siempre atenta a lo que ocurre en tu entorno más inmediato. Sí, evitar la contaminación, facilitar la conciliación laboral y familiar e intentar mantener un impacto positivo en nuestra comunidad son las bases, pero ¿cuáles son aquellas barreras que dificultan una adecuada RSE? La Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social –DIRSE- menciona un listado de problemáticas relacionadas con la implantación de la RSE en su Primer Estudio de la Función de la Responsabilidad Social en la Empresa Española.

¿Tienes clara la Responsabilidad Social Empresarial de tu pyme?

Posiblemente el principal enemigo de la RSE sea la indefinición, el no saber exactamente qué significa ser Socialmente Responsable y cómo nuestra pyme puede implementar esta filosofía de trabajo. En el informe de DIRSE plantea esta situación a través de dos barreras muy claras: “el desconocimiento y la irrelevancia de la RSE” y “la falta de objetivos empresariales, de presupuesto o de recursos”.

Ante esta situación, una primera medida de ‘choque’, si realmente queremos implantar una RSE, es plantear objetivos asumibles a corto y medio plazo y dotar a sus responsables de recursos suficientes para llevarlos a cabo.

Otra de las dificultades detectada por DIRSE tiene que ver con “la ausencia de compromiso de la alta dirección”. Posiblemente esta ausencia sea producto del desconocimiento de los beneficios de una buena RSE, que son muchos.

Una cara diferente del mismo problema la representan los empleados, que también deben ser partícipes del RSE de la empresa si queremos que esta tenga éxito. Porque al final, esta filosofía de responsabilidad social debe partir del conjunto de la empresa, lo cual no es sencillo ya que otra problemática tiene que ver con la “ausencia de notoriedad externa e interna”. Es decir, no se entienden la RSE como algo verdaderamente relevante para la empresa.

De ahí que este tipo de acciones sean consideradas “una mera labor de marketing”, para cuya ejecución se adoptan “decisiones cortoplacistas sin considerar los riesgos a largo plazo”. Son otras de las barreras identificadas por DIRSE.

Afortunadamente, cada vez más pymes han entendido que la Responsabilidad Social Empresarial no es una meta utópica e intangible, sino que se puede alcanzar y que conlleva importantes beneficios tanto para la propia empresa como para el conjunto de la sociedad.

Si no tienes claro cómo aplicarla a tu empresa, aquí te dejamos unos cuantos consejos para que sepas exactamente cómo cumplir con la responsabilidad social.

En BBVA con tu empresa | ¿Qué es el balance social de la empresa?


ctawf1_post_step1a