Las tendencias a las que deberías sumarte en Responsabilidad Social Corporativa

Las tendencias a las que deberías sumarte en Responsabilidad Social Corporativa

Pymes | 12/07/2016

La RSC ha pasado de ser una desconocida a convertirse en un atractivo más para las empresas de cualquier tamaño. Sin embargo, los clásicos preceptos de la RSC cambian con el paso de los años y es importante mantenerse al día.
La Responsabilidad Social Corporativa también consiste en medir nuestro impacto positivo en la sociedad
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Independientemente del tamaño de tu empresa o comercio, te interesa no solo conocer qué es la Responsabilidad Social Corporativa sino cuáles son las mejores formas de aplicarla en tu entorno. No te vamos a descubrir que tu negocio tiene una influencia allá donde se desarrolla, pero sí es interesante que sepas cómo puede tener un impacto positivo y cuáles son las tendencias que las grandes empresas ya aplican en todo el mundo.

Porque la RSC ha evolucionado con el paso de los años. Se ha pasado de desarrollar medidas que hoy nos parecen obvias, como es el cuidado del medio ambiente, hasta ideas más evolucionadas que tienen que ver con dar solución a necesidades específicas de las comunidades en las que se desarrolla la actividad empresarial. 

Esta evolución nos indica el camino a seguir, que pasa por diferentes puntos que a continuación detallamos.

Objetivos definidos y medibles a medio y largo plazo

La RSC comenzó como un conjunto de medidas y actuaciones por parte de las empresas, que deberían tener un mayor o menor calado beneficioso en la sociedad. Conforme este concepto se ha ido detallando también lo ha hecho el impacto positivo real que las empresas tienen allá donde operan. Por ejemplo, hoy ya no basta con decir que se es medioambientalmente responsable, hay que demostrarlo. De hecho, ya hay  servicios destinados en exclusiva a ayudar a las empresas en materia de RSC. Esta es una tendencia que se va a ir acentuando en los próximos años, sobre todo de cara a que las propias empresas se marquen unos objetivos medibles y puedan demostrar posteriormente su consecución.

Para una PYME, esto puede sonar laborioso y, sobre todo, costoso. Pero los beneficios en materia de percepción social merecen el esfuerzo. Presentar un informe –por breve o sencillo que sea- del impacto positivo que estamos teniendo en nuestro municipio o ciudad puede granjearnos una visibilidad en medios de comunicación y redes sociales. El valor de estas acciones es inmenso para una empresa que puede destinar escasos recursos a la comunicación. Eso, sin mencionar que, verdaderamente, se estará ayudando a mejorar a la comunidad.

Si no tienes muy claro por dónde deberían ir tus objetivos, la ONU ha elaborado un decálogo para el desarrollo sostenible que te puede dar algunas pistas.

Conciliación laboral y horarios racionales

Uno de los debates más interesantes de los últimos meses en materia laboral tiene que ver con la eliminación de la jornada partida en beneficio de la continua. En otro artículo ya te contábamos los beneficios que podía suponer para la productividad de tu empresa el implementar la jornada continua, pero además, implica un importante argumento de cara a mostrar la responsabilidad social de tu PYME.

Una jornada laboral continua, según la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, ayuda a conciliar mejor la vida personal y la profesional. Llegar a recoger a los hijos, pasar más tiempo con la pareja, poder dedicar tiempo libre al ocio o el deporte… Las repercusiones sociales que podría tener la adopción de este tipo de horario son numerosas.

Trabajar con proveedores responsables

La empresa que quiera tener una Responsabilidad Social Corporativa sólida no puede limitarse sólo a su propio campo de actuación. Esto significa trabajar con proveedores que también practiquen una RSC adecuada. Un buen ejemplo lo podemos encontrar en el sector de la construcción: si soy una empresa que se dedica a hacer reformas y quiero tener una RSC creíble, debería preocuparme por saber de dónde salen los materiales con los que voy a trabajar. Eso se traduce en preguntas como: ¿estas pinturas se han fabricado de manera respetuosa con el medio ambiente? Por supuesto, es prácticamente imposible seguirle la pista a cada producto con el que trabajamos, pero la idea es evitar trabajar con compañías que no fomentan la RSC o que sean, directamente, perjudiciales para su ámbito de actuación.

Otra cara de esta moneda tiene que ver con buscar proveedores de nuestro propio ámbito local. Si tengo un restaurante, lo ideal sería que la mayoría de mis productos procedieran de mi entorno más inmediato. Apostar por lo local es una de las tendencias que mejor calan entre los consumidores, que aprecian consumir y apoyar a empresas locales.

Movilidad

Promover una movilidad sostenible y saludable es una tendencia que ya lleva tiempo entre nosotros, pero que siempre vuelve a aparecer como un de las mejores apuestas que pueden hacer las empresas concienciadas. De hecho, desde las administraciones públicas se viene contemplando la posibilidad de beneficiar, en forma económica, a las empresas que fomenten el uso del vehículo compartido, del transporte público o de la bicicleta como una forma de llegar al puesto de trabajo.

También la empresa que quiera reforzar su RSC puede incentivar el uso de medios de transporte alternativos entre sus empleados. Y no es necesario recurrir a la chequera para lograrlo, se pueden buscar alternativas que premien al equipo de trabajo.

Fomentar este tipo de movilidad tiene, además, un doble impacto positivo para el municipio en el que tenemos nuestra actividad: por un lado, reducimos el tráfico rodado –una PYME sola no marca la diferencia, pero muchas sí pueden llegar a hacerlo-; por otro, ayudamos a reducir las emisiones contaminantes y eso nos ayuda a ser medioambientalmente responsables. Y reiteramos, todo esto se puede medir y presentar como argumentos de RSC.

Redes sociales 

Estar presente en las redes sociales más importantes es interesante para un buen número de PYMES y negocios. El marketing digital se ha convertido en un pilar fundamental a la hora de dar a conocer nuestra empresa en internet, pero también nos puede servir como altavoz de cara a explicar qué estamos haciendo en materia de RSC.

Todos esos resultados medibles de los que hablábamos anteriormente son muy susceptibles de ser compartidos y viralizados a través de las redes sociales. En este sentido, es fundamental tener buena estrategia de comunicación para hacer llegar a nuestro público objetivo qué estamos haciendo por mejorar la comunidad en la que nos desarrollamos.

Estas son algunas de las tendencias en Responsabilidad Social Corporativa que mejor acogida tienen en empresas de Europa y Estados Unidos. Estar atentos a la evolución de este apartado nos ayudará a mejorar y tener, cada vez más, un impacto positivo en la sociedad. 

En BBVA con tu empresa | Qué es la Responsabilidad Social Corporativa


ctawf1_post_step1a