Las interesantes oportunidades que ofrecen los préstamos ENISA

Comercios | 05/10/2016

Los emprendedores con ideas innovadores tienen el respaldo financiero del Estado para hacer realidad sus sueños empresariales. Los préstamos participativos de la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) cuentan con muchas ventajas para el empresario al no requerir garantías, ni avales.
Las líneas de financiación están focalizadas a las distintas fases por las que atraviesa una star up: creación, crecimiento y consolidación.
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

La innovación será el ingrediente principal de todos aquellos proyectos que busquen el apoyo de ENISA en sus diferentes etapas. La entidad pública colabora en la financiación de iniciativas innovadoras en su ámbito y exige planes de viabilidad ajustados a la realidad del sector y de la empresa.

ENISA ofrece una batería de líneas de financiación destinadas a aportar fondos a iniciativas empresariales innovadoras y viables. Esta organización pública gestiona unos 100 millones de euros al año y, desde su creación en 1982, ENISA ha concedido 740 millones de euros en préstamos. En 2016, el Ministerio de Industria aportó 80,3 millones de euros a ENISA.

Las líneas de financiación están focalizadas a las distintas fases por las que atraviesa una star up: creación, crecimiento y consolidación. Además, incluye dos líneas de ayuda para compañías que pertenecen a los sectores  TIC y aeronáutico.

Ventajas financieras

ENISA concede financiación mediante préstamos participativos. La Empresa Nacional de Innovación no solicita garantías ni avales personales, pero exige un plan de viabilidad realista y muy detallado.

Como contrapartida, la compañía prestamista logra una participación en los beneficios de la empresa financiada, además de los correspondientes intereses. No obstante, estos intereses dependen de la evolución económico-financiera de la empresa que recibe el préstamo por parte de ENISA.

Otra ventaja de los préstamos participativos es que los plazos de amortización y carencia son considerablemente más amplios, sobre todo, durante el presente año 2016. Los préstamos participativos pivotan entre el crédito tradicional a largo plazo y la financiación de los fondos de capital riesgo.

Sin embargo, los intereses de los préstamos participativos son fiscalmente deducibles, al contrario que en la financiación del capital riesgo. Tampoco se necesita realizar una valoración de la empresa antes de la inversión y tras la venta como exigen este tipo de fondos.

Algunos requisitos imprescindibles

ENISA tienen diferentes líneas de financiación con sus respectivas condiciones particulares. Independientemente de estas condiciones, es imprescindible cumplir una serie de requisitos fundamentales:

-Pyme: cumplir la normativa de la Unión Europea para ser pyme.

-Sociedad mercantil: constituida en un plazo inferior a 24 meses desde que se presenta la solicitud del préstamo.

-Plan negocio: se presentará un plan de viabilidad económico y técnico del proyecto empresarial muy completo.

-España: desarrollar la actividad principal en territorio nacional y fijar el domicilio social en nuestro país.

-Innovación: la empresa contará con un modelo de negocio competitivo y su producto o servicio deberá ser innovador.

-Sector: no puede formar parte del sector financiero o inmobiliario.

-Capital: la mayoría de las acciones deben estar en manos de personas físicas que no superen los 40 años.

Los préstamos de ENISA son una opción apetitosa para aquellos emprendedores y pymes que cuentan con proyectos de carácter tecnológico e innovadores. Además, distintas instituciones públicas y privadas colaboran con las empresas que se decantan por los préstamos de esta entidad pública.

BBVA Con tu empresa | La entidad pública colabora en la financiación 


ctawf1_post_step1a