Cómo la tecnología mató al libro de visitas

Pymes | 01/12/2016

A partir de ahora ya no es necesario que las empresas cuenten con este documento burocrático, serán los propios Inspectores de Trabajo quienes dejen constancia de su visita y observaciones en un registro que ya sí, será informático.
Aunque ya no se efectuarán nuevos registros en el libro de visitas, la empresa debe conservar este documento los próximos cinco años
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Dentro de la burocracia española existen una serie de clásicos que parecen inmutables en el tiempo. Hasta hace unas cuantas semanas, el libro de visitas era uno de ellos y compartía estantería junto con los libros de cuentas o los libros de registros. Pero eso ha cambiado. Es una de las consecuencias de la  Ley de Inspección de Trabajo y Seguridad Social de 2015 que, sin embargo, no ha entrado oficialmente en vigor hasta el pasado septiembre.

Esto quiere decir que las empresas de nueva constitución ya no tienen que adquirir y hacer oficial el libro de visitas, que no era de uso de la propia empresa, sino del Inspector de Trabajo que realizaba la visita y que anotaba en este libro cualquier incidencia o apunte a tener en cuenta tras su visita. En resumidas cuentas, era un libro de registro de las inspecciones de trabajo que, aunque deja de ser una obligación para las empresas, seguirá existiendo pero ya dentro de la Inspección de Trabajo y como un documento informático.

¿Y ahora, qué pasa tras la Inspección de trabajo?

En realidad, sí sigue existiendo un documento que acredita la visita del Inspector de Trabajo y las observaciones que este tenga. Sin embargo, ahora se tratará tan solo de una diligencia que la empresa tendrá que guardar en caso de que otro Inspector la requiera en una visita futura. De cualquier manera, todos los detalles relacionados con la Inspección de Trabajo se mantendrán en archivos digitales, como la inmensa mayoría de registros burocráticos.

Cabe aclarar que, aunque ya no se efectuarán nuevas entradas o registros en el libro de visitas, la empresa tiene la obligación de mantener este documento a resguardo y disponible para cualquier Inspector de Trabajo durante los próximos 5 años.

Mayor sencillez burocrática

La supresión del libro de visitas es un paso más por parte de la administración en un esfuerzo por reducir el tiempo de creación de una empresa en España y su coste. Como ya contábamos anteriormente, el informe Doing Business del Banco Mundial cifra en 14 días el tiempo medio que se tarda en crear una empresa en España, frente a los 4 días de Reino Unido o los 2,5 días de Portugal.

En BBVA con tu empresa | Documentos de llevanza obligatoria para las entidades mercantiles