La importancia de la marca personal en el emprendedor y cómo fomentarla

Emprendedores | 27/02/2017

Buena parte del apoyo que consigamos en nuestro negocio vendrá dado gracias a nuestro perfil profesional, por eso es importante generar una correcta reputación que nos preceda.
Como emprendedor, puedes fracasar en tus proyectos empresariales pero no debes fallar a la hora de crear tu propia marca
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Montar un negocio es un proyecto muy personal, una tarea difícil en la que el emprendedor vuelca mucho de sí mismo. Por desgracia, muchas de las empresas que surgen no consiguen superar su primer año de vida, pero tras esa empresa queda el emprendedor, su experiencia, sus ideas, sus contactos y su manera de entender los negocios. Esa es la base de la marca personal del emprendedor.

Esa marca personal, una especie de reputación profesional  mezclada con nuestra historia vital, es muy importante en el mundo del emprendimiento. Un buen ejemplo es el momento en que buscamos financiación. Porque más allá del proyecto que tengamos entre manos y que presentemos a los inversores, estamos nosotros como emprendedores y nuestra capacidad para sacarlo adelante.  

De hecho, muchos business angel aseguran que creen más en las posibilidades de éxito de una persona que ha emprendido y fracasado varias veces, que en una que abre su negocio por primera vez, tal y como recoge la web europea sobre emprendimiento FACE Entrepreneurship.

Con estas ideas sobre la mesa, vamos a resumir cómo puedes construir tu marca personal como emprendedor.

Lo más importante, ¿qué te diferencia?

Eres único como emprendedor. Tienes tus propios valores, tus propias ideas y forma de hacer las cosas. Es lo que te diferencia, lo que te hace único y valioso. Asegúrate de que tu nombre esté asociado a las ideas de emprendimiento que entiendes como propias.

Al igual que no hay dos perfiles profesionales iguales o dos marcas idénticas, no hay dos emprendedores iguales y cada uno debería potenciar aquello que le hace especial. Pero siempre de forma normal, sin actuaciones o actitudes impuestas, ¿por qué?

Sé espontáneo y natural

En el mundo del emprendimiento se valora mucho la espontaneidad y la naturalidad, la frescura a la hora de comunicar y eso pasa, sí o sí, por ser uno mismo. Por ejemplo, si eres un emprendedor introvertido y no te sientes especialmente cómodo con grandes presentaciones, tal vez deberías buscar otra forma de hacer las cosas o delegar esa tarea en alguien más.

Si eres una persona desenfadada y risueña que disfruta con lo que hace, no deberías esforzarte por ser serio y rígido, aunque pienses que esa actitud te pueda conferir una supuesta mayor profesionalidad.

Haz que conozcan a la persona detrás del emprendedor

Se denomina, precisamente, marca personal porque se entiende que detrás de cada proyecto empresarial hay personas con su historia, experiencia, capacidades y talentos propios.

Algunos de los emprendedores más reconocidos han compartido su trayectoria vital y profesional, lo que hace que esa marca personal tenga más fuerza.

Dime con quién andas…

Uno de los recursos más poderosos de un emprendedor son sus contactos. Al principio, en los inicios del profesional, estos contactos serán pocos pero poco a poco – por ejemplo, asistiendo a eventos-, esta red se irá ampliando. Es importante que así sea, porque una buena conexión con otros emprendedores implica compartir conocimientos mutuos, crear sinergias y un largo ectétera que es muy apreciado en este mundillo.

Escoge los canales adecuados para comunicar

Huelga decir que tu presencia en redes sociales es muy importante. Pero no en cualquier red social. Existen plataformas específicas para emprendedores y profesionales en las que deberías estar.

La más famosa es Linkedin, pero no es la única. Estudia bien dónde te interesa estar en base a tu sector de emprendimiento y piensa qué vas a compartir en esas redes. Recuerda que son foros públicos y que cuando un inversor quiera conocerte mejor, lo primero que hará será buscarte en estas redes.

Estas cinco ideas pueden ayudarte a construir tu marca personal como emprendedor, pero este es un proceso largo que solo madura con esfuerzo, dedicación y paciencia.

En BBVA con tu empresa | La Comisión Europea identifica los miedos más comunes entre emprendedores


ctawf1_post_step1a