Guía rápida para crear una campaña publicitaria en Twitter

Comercios | 20/12/2016

La red social del pajarito azul es una de las más populares del mundo y, por lo tanto, un escaparate muy interesante para cualquier empresa que quiera alcanzar a su público a través de Internet. Te explicamos cómo publicitar tu negocio, desde cero y con solo 140 caracteres.
Una de las ventajas de una campaña publicitaria en Twitter es que puedes definir muy bien a qué tipo de público quieres llegar
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Twitter tiene alrededor de 370 millones de usuarios y es una de las redes sociales más populares y utilizadas del mundo. Pero a ti eso, como emprendedor en una pyme, tampoco es que te diga mucho. Lo normal es que las pequeñas y medianas empresas tengan su público objetivo muy bien localizado, tanto por perfil de consumidor como por geografía. Por lo cual, el anunciarte en un medio que tiene alcance global puede parecer, en principio, innecesario.

Sin embargo, una de las ventajas de Twitter es que conoce bastante bien a sus usuarios – al igual que ocurre con Facebook -, así que a la hora de iniciar nuestra campaña de publicidad digital en la red del pajarito azul, en realidad estamos apelando a un público muy concreto que podemos definir perfectamente. Ahí está la verdadera fortaleza de este tipo de promoción digital. Vamos a repasar, desde cero, cómo se crea una campaña publicitaria en Twitter y cómo puedes sacarle partido  para tu negocio.

Antes de tuitear nada

Como en cualquier otra campaña de publicidad o estrategia de comunicación que vayamos poner en marcha, antes de ponernos creativos con el mensaje y contratar nada, es imprescindible que tengamos muy claro qué perseguimos con esta acción. ¿Estamos promocionando un producto en concreto? ¿Queremos dar a conocer nuestra marca? ¿Buscamos interacción por parte de los usuarios? ¿Estamos recopilando información para un estudio de mercado?

Una vez que tengamos perfectamente definido el objetivo de nuestra acción en redes sociales, llega el momento de ponerse manos a la obra. De hecho, la propia web de Twitter Ads está planteada para hacer que el emprendedor decida qué  objetivo persigue con su campaña de publicidad.

Dicho esto, Twitter nos ofrece cuatro maneras de promocionar nuestro negocio o marca, a saber:

Generar clics o conversiones en nuestra web

Con esta acción se buscan visitas o, directamente, ventas dentro de nuestro sitio web. Cuando se opta por este tipo de campaña se paga por el número de clics que llevan a la página web. Twitter recomienda esta acción para las empresas que buscan mejorar sus visitas a su portal o que el público realice una acción específica en esta web, como comprar un producto.

Facilitar interacciones con un tuit

Para esos momentos en los que buscamos interactuar con nuestro público y clientes Twitter tiene una opción específica que ayuda a generar conversaciones con la audiencia que hayamos decidido. En este caso se paga en relación al número de interacciones, de hecho solo se paga por la interacción inicial, no por las interacciones orgánicas posteriores – las que genera la propia empresa de manera normal-.

Aumentar seguidores de nuestra cuenta

Cuando lo que realmente necesitamos es aumentar nuestra presencia entre los usuarios que nos interesan, tenemos la opción de promocionar nuestra cuenta o perfil corporativo. Con esta opción tan solo se paga por el número de seguidores que se consiguen, no por interacciones o visibilidad de nuestro anuncio o tuit patrocinado.

Esta acción específica, explican desde Twitter, está especialmente recomendada para las pymes que tengan menos de 1.000 seguidores.

Conseguir reconocimiento de marca

Esta alternativa nos permite promocionar tuits para intentar alcanzar el máximo número de usuarios posibles. Aquí, a diferencia de otras opciones, solo nos interesa que nos vean y se genera un reconocimiento de marca, por eso se paga en función del número de impresiones.

Creando nuestra campaña de publicidad

Las cuatro opciones que nos ofrece esta red social funcionan de manera muy similar aunque difieran en sus objetivos. Además, la web Twitter Ads es bastante intuitiva y guía a los usuarios más inexpertos en el proceso de crear su primera campaña de publicidad.

De esta forma, lo primero que tendremos que hacer es decidir el tiempo que durará nuestra campaña de publicidad y cuándo dará comienzo. Además, con el objetivo de que Twitter ‘afine’ a la hora de mostrar nuestro anuncio, debemos indicar qué tipo de empresa somos y qué producto o servicio ofrecemos.

Tras introducir estos datos llega uno de los momentos clave: definir a qué audiencia queremos llegar. En este campo Twitter nos deja ser todo lo precisos que deseemos, indicando ubicación, género, idioma, dispositivo desde el que se conecta el usuario, intereses…

Después de este paso tendremos que indicar cuál va a ser nuestro presupuesto diario o presupuesto total para esta campaña de publicidad. Junto con los datos de audiencia que hemos proporcionado, Twitter hará una estimación del número de personas a las que llegaremos de manera diaria con nuestra acción. Y aquí es donde tendremos que afinar para intentar alcanzar el máximo número de usuarios con el menor presupuesto.

Este proceso de creación publicitaria deja para el final la pieza fundamental de toda acción de comunicación: el mensaje.  Para crear el mejor anuncio posible Twitter pone a nuestra disposición las habituales opciones: texto, foto o vídeo, hastags y la posibilidad de programar el tuit para que salga en el momento que nosotros escojamos.

Ya he lanzado mi campaña, ¿y ahora qué?

Como toda acción de comunicación o publicidad, tras los primeros días de la campaña llega el momento de analizar los datos y ver qué tal ha funcionado. Aquí Twitter también nos ofrece un buen puñado de opciones para realizar el seguimiento y ver el impacto que ha tenido nuestro mensaje.

Especialmente interesante resulta la posibilidad de modificar el mensaje durante la campaña e ir adecuándolo a lo que creemos que funcionará mejor. Y posiblemente necesites replantear tu estrategia conforme avancen los días –o incluso horas-. Es normal. Acertar a la primera con un mensaje que cale entre tu audiencia no es fácil, pero no desesperes, el truco está en la paciencia y la perseverancia.

En BBVA con tu empresa | Las redes sociales como nuevas plataformas de ventas para la empresa