Estos son los principales tipos de fondos de inversión

Autónomos | 14/07/2016

Existen varias clasificaciones atendiendo a la zona geográfica en la que invierta el fondo o al tipo de activos financieros en los que el gestor invierta.
Existen numerosos tipos de fondos de inversión que se adaptan a las necesidades y posibilidades de cada cliente
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

El mundo de los fondos de inversión está lleno de variantes y modalidades que se van ampliando con la aparición de nuevos productos de inversión. El mercado es muy amplio y hay fondos de inversión para todos los bolsillos y necesidades, pero hoy vamos a repasar los más comunes, aquellos a los que hace referencia la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Fondos de renta fija

En estos fondos se invierte la mayoría del capital en activos de renta fija como bonos del Estado, letras del tesoro, obligaciones y pagarés. Es decir, deuda a medio y largo plazo – 5 a 10 años. Al no invertir en renta variable, estos fondos tienen un riesgo teórico menor, aunque están sujetos, entre otras variables, a la evolución de los tipos de interés.

Dentro de esta categoría encontramos los fondos de renta fija euro y de renta fija internacional, dependiendo de la moneda elegida para invertir.

Fondos de renta variable

En estos fondos el capital se invierte en activos de renta variable como acciones de empresas que cotizan en las bolsas de valores. Al estar sujetos a las variaciones de los mercados, estos fondos tienen un riesgo teórico mayor que los fondos de renta fija.

Dentro de esta categoría podemos encontrar diferentes tipos de fondos que atienden a los mercados en que se invierta, los sectores o el tamaño de las empresas de las que se adquieran acciones.

Fondos mixtos

A medio camino entre la renta variable y fija se encuentran los fondos mixtos. Dependiendo del porcentaje de capital que se invierta en una y otra podemos encontrar fondos de renta fija mixta o fondos de renta variable mixta.

Estos fondos tienen un riesgo que aumenta con el porcentaje de inversión que se destine a renta variable, al ser esta teóricamente menos segura.

Fondo monetario a corto plazo

Al igual que en los fondos de renta fija, los fondos monetarios carecen de exposición a  la renta variable. Su objetivo es invertir en los mercados monetarios y obtener una rentabilidad acorde a la evolución de estos. Como su nombre indica, las inversiones son a corto plazo, en concreto, tienen un vencimiento de 120 días.

También existe un fondo monetario a un plazo mayor de vencimiento, de entre 6 y 12 meses.

Fondos total o parcialmente garantizados

En estos fondos se garantiza la devolución del total o parte del capital invertido, más una rentabilidad que puede ser fija o variable. Este tipo de fondos requieren de una permanencia en el tiempo de la inversión, que suele rondar los 5 años.

En estos fondos el riesgo está total o parcialmente controlado y su idea es ofrecer una rentabilidad determinada en el plazo de tiempo estipulado.

Fondos globales

Como explicábamos al principio, existe una enorme cantidad de fondos de inversión y muchas veces resulta complicado situarlos en un tipo en concreto. De ahí nace esta categoría denominada fondos globales.

Para conocer más sobre los fondos de inversiones puedes leer sobre la labor de los gestores de fondos de inversión o sobre cómo tributan estos fondos en el IRPF.   


ctawf1_post_step1a