Cuándo te conviene adelantar el pago de la hipoteca de tu local comercial

Comercios | 07/02/2017

Aunque la mayoría de préstamos hipotecarios conllevan comisiones de cancelación o amortización anticipada, en diferentes escenarios puede suponer un ahorro para el empresario.
Cuando contrates un préstamo hipotecario, asegúrate de conocer las condiciones de cancelación parcial o total
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

En el momento de abrir un negocio en un local comercial puede que nos interese adquirir dicho local en lugar de alquilarlo; tal vez esté en una zona de la ciudad que nos conviene especialmente y no queremos arriesgarnos a perder el alquiler pasados los años, o como simple previsión ante una posible subida del valor de la zona en tiempos venideros.

Sea como sea, lo más común en estos casos es recurrir a una entidad bancaria para solicitar una hipotecaria. Ese préstamo nos va a acompañar durante un número de años que suele oscilar entre 10 y 15 pero, ¿y si queremos saldar antes la deuda? ¿Cómo sabemos cuándo nos conviene?

Atento a la marcha de tu negocio a medio y largo plazo

Un préstamo hipotecario es una deuda adquirida a medio y largo plazo, así que para saber si te conviene amortizarlo antes de tiempo deberías analizar tu estrategia empresarial a 5 ó 10 años vista. Y no lo dejes para mañana. Cuanto antes de inicie la amortización anticipada de la hipoteca, más se ahorrará en concepto de intereses. Esto ocurre porque durante la vida de un préstamo hipotecario, los primeros años se pagan principalmente intereses, así que cuanto antes se acelere la devolución del dinero, menos intereses se pagarán.

Dicho esto, podemos resumir tres momentos clave en los que te puedes plantear cancelar o amortizar tu hipoteca antes de tiempo.   

  1. Cuando tenemos un importante excedente de tesorería o, sencillamente, el negocio nos genera importantes beneficios. Es lógico aprovechar los momentos de bonanza presentes para aliviar el peso de deudas pendientes, como el préstamo hipotecario. En este caso, una de las opciones es amortizar parte de la deuda y reducir la cuota mensual que se paga, sin modificar la duración del préstamo hipotecario.
  2. Cuando planeamos solicitar otros préstamos o créditos bancarios. El no tener deudas pendientes facilita el acceso a los servicios bancarios, por lo que si planeas acometer una inversión importante en tu negocio y requieres de capital, puede que te interese ‘finiquitar’ tu préstamo hipotecario antes de buscar financiación extra.
  3. Cuando queremos ahorrar en costes financieros a largo plazo. Como hemos explicado anteriormente, al principio de la vida de la hipoteca se amortizan principalmente intereses. Si disponemos del dinero necesario, puede que resulte beneficioso cancelar de manera anticipada la hipoteca del local y ahorrar en intereses. Aunque esto conlleva un coste que veremos a continuación.

El coste de adelantar el pago de la hipoteca

La mayoría de préstamos hipotecarios del mercado traen consigo una comisión por cancelación o amortización anticipada total o parcial. Esto quiere decir que el deudor deberá pagar un porcentaje variable de lo que le resta de hipoteca en concepto de comisión. Este porcentaje viene limitado por ley y es del 0,5 % del capital amortizado de manera anticipada en los 5 primeros años, o del 0,25 % a partir del sexto año.

Por este motivo, a la hora de contratar un préstamo hipotecario y en previsión de que el negocio nos puede funcionar muy bien, no está de más revisar qué comisiones nos cobrará el banco en caso de que decidamos adelantar el pago de nuestra deuda.

En BBVA con tu empresa | ¿Es un buen momento para comprar un local para el negocio?