¿Cuáles son las principales aportaciones de los bancos al comercio exterior?

La banca es uno de los principales puente hacia el éxito en el comercio exterior.

Servicios bancarios | 21/01/2016

La banca realiza importantes aportaciones al buen desarrollo del comercio exterior. Si quieres conocerlas, entra en BBVA CTE e infórmate.
Sin banca no hay comercio exterior, pero qué aporta realmente a este tipo de actividades.
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Desde la Antigüedad las operaciones relacionadas con el comercio exterior estuvieron íntimamente ligadas al desarrollo de la banca, y también al desarrollo de otros ámbitos como los seguros o la navegación marítima y el transporte terrestre. No ha dejado de ser así durante siglos y hasta nuestros días. Es más, parece que la tendencia es a que esa estrecha relación entre banca y comercio exterior se amplíe aún más.

BBVA es un banco que se vuelca en sus esfuerzos para apoyar a las empresas implicadas en el comercio internacional. Una buena muestra de ello la podemos encontrar en sus páginas de Internet dedicadas al apoyo al comercio exterior.

Veamos algunas de las principales aportaciones que hacen tan importantes a los bancos en las operaciones de comercio exterior.

La financiación del comercio exterior

¡Cómo no!, la financiación es una de las aportaciones clave de la banca al comercio exterior. En este ámbito son muy importantes tres bases financieras del comercio exterior: la financiación de las exportaciones, la financiación de las importaciones y la financiación de las inversiones necesarias para efectuar las operaciones relacionadas con el comercio exterior.

La financiación de las exportaciones nos permite ofrecer ventajas a nuestros clientes como, por ejemplo, aplazamientos de pago y financiarnos a través de los ingresos que esperamos obtener.

La financiación de las importaciones nos ofrece importantes ventajas. Nos facilita la adquisición de las mercancías objeto de importación, pudiendo afrontar los pagos necesarios.

Las operaciones de comercio exterior pueden requerir el empleo de recursos financieros para realizar inversiones necesarias para poder adaptarse a las exigencias del nuevo mercado donde se van a comprar o vender las mercancías.

Las garantías en el comercio exterior

El entorno exterior es distinto al nacional. El menor conocimiento, la distancia, la necesidad de más tiempo para efectuar las operaciones de comercio exterior, la complejidad de muchas de las operaciones hace que para que puedan ejecutarse las operaciones sea frecuentemente necesario que un banco garantice a la otra parte el cumplimiento de todos los compromisos y, en caso de que no se cumplan, el compromiso del banco de hacerse cargo de las responsabilidades que surjan.

Los bancos aportan el conocimiento y la solvencia necesarios como para que sus garantías y avales gocen de la aceptación generalizada en el comercio exterior.

La información sobre la contraparte

Los bancos a menudo son los que informan sobre aspectos relacionados con la contraparte, como el pago del precio, las garantías ofrecidas o la entrega de los documentos de la mercancía. Ejemplos de este tipo de actuaciones las tenemos en los bancos avisadores de los créditos documentarios o de las cartas de crédito stand-by.

Gestiones y cobros

Algunas gestiones del comercio internacional son efectuadas por los bancos por su mayor relación con otros bancos de todo el mundo, entre ellos los situados en el país de la contraparte. Muchas gestiones se realizan entre un cliente y su banco con el fin de que sea el banco, por cuenta de su cliente, quien se ponga en contacto con el banco de la contraparte.

En cuanto a los cobros, en el comercio internacional destacan dos aspectos. En primer lugar, los cobros se instrumentan a través de mecanismos que pueden implicar o no la entrega de los documentos.

En segundo lugar, los movimientos de dinero en el comercio internacional, lo mismo que los flujos de financiación e inversión internacional, llevan habitualmente a la necesidad de realizar cobros y pagos en divisas, lo que implica establecer una gestión del riesgo cambiario.  Muchos de los sistemas para la gestión de ese riesgo de tipo de cambio implican la intermediación de los bancos.

La cobertura de los riesgos relacionados con el comercio exterior

El comercio internacional exige la cobertura de riesgos tanto específicos del comercio internacional, como de los riesgos que pueda compartir con cualquier otro tipo de actividad económica.

BBVA ofrece una amplia gama de seguros para cualquier actividad económica que tienen una importancia singular en el comercio exterior. Si ya es importante mantener la certidumbre en cualquier actividad, lo es más en el comercio exterior. Los seguros nos ayudan a mantener bajo control los imprevistos que puedan deteriorar la confianza de la otra parte, más esencial si cabe en el comercio exterior.

Pero, además, existen riesgos de singular relevancia en el comercio internacional. Entre ellos encontramos, por ejemplo, el riesgo derivado del transporte de las mercancías o el riesgo de tipo de cambio.

En la gestión de este tipo de riesgos, los intermediarios financieros tienen un papel esencial, al poner en contacto unas partes y otras y al interponerse entre unas partes y otras en los mercados financieros internacionales.

En BBVA con tu empresa | 12 maneras en las que BBVA te podrá ayudar en los retos de tu aventura internacional en 2016

Imagen | iStock


ctawf2_post_step1