Cómo convertir tu smartphone en un TPV

Comercios | 28/02/2017

Hoy en día ya es posible utilizar tu teléfono inteligente como otra forma más de cobro, sin necesidad de disponer de un TPV tradicional. Te contamos cómo hacerlo de manera rápida y sencilla.
Con BBVA Smart Pay tienes a tu disposición una serie de herramientas para analizar y controlar tus ventas diarias
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Es cierto que cada vez pasamos más horas pegados a nuestro teléfono móvil, pero en muchas ocasiones este ‘apego’ tiene una justificación muy clara: para muchos emprendedores el móvil es una de las herramientas de trabajo más útiles de las que disponen. Llevar las cuentas de nuestro negocio a través de aplicaciones específicas como la que ofrece BBVA, estar en contacto con nuestro equipo de trabajo en todo momento… y ahora también realizar cobros sin necesidad de disponer del tradicional TPV.

Tiene sentido. Si con el teléfono móvil podemos hacer prácticamente cualquier gestión que necesitemos en nuestro día a día, ¿por qué no utilizarlo como forma de cobro? Es mucho más fácil de lo que parece.

Tres pasos para comenzar a cobrar con tu Smartphone

Para convertir nuestro Smartphone en un TPV solo necesitamos completar tres pasos:

  1. Primero debemos solicitar a la entidad bancaria con la que operamos que nos conceda un servicio de cobro vía Smartphone. En la actualidad no todos los bancos ofrecen este tipo de servicio, así que asegúrate de que la entidad con la que trabajas sí que lo pone a tu disposición.
  2. Una vez solicitado el servicio, nuestro banco nos mandará un lector de tarjetas que podremos vincular a nuestro teléfono móvil vía Bluetooth. Estos pequeños dispositivos, que caben en cualquier bolsillo, funcionan de manera muy similar a como lo hacen los clásicos TPV.
  3. Con el lector de tarjetas ya en nuestro poder y asociado a nuestro teléfono móvil, tan solo tenemos que descargarnos la app correspondiente que nos permitirá gestionar los cobros y recibir notificaciones de confirmación de pago.

Un buen ejemplo para mostrarte cómo funciona el cobro a través de teléfono móvil lo encontramos en el servicio BBVA Smart Pay.

Al igual que si cobraras con un TPV tradicional, con BBVA Smart Pay podrás aceptar el pago con tarjetas de crédito o débito de manera cómoda y rápida: tu cliente solo tendrá que introducir la tarjeta en el lector –o acercarla si dispone de tecnología Contactless- e introducir su código PIN. Al instante se realizará el cobro y tú podrás ver el recibo en el teléfono móvil.

Además, con servicios como BBVA Smart Pay tienes a tu disposición una serie de herramientas para analizar y controlar tus ventas diarias, una característica muy ventajosa para ayudarte en tu día a día.

Requisitos para convertir tu Smartphone en un TPV

La mayoría de teléfonos inteligentes del mercado pueden funcionar como base para un TPV. Tan solo necesitas que disponga de tecnología Bluethooth y conexión a internet, ya sea mediante 3 ó 4 G o vía Wi-Fi

En BBVA con tu empresa | Un negocio y un sinfín de TPV para realizar los cobros


ctawf1_post_step1a