Buenas prácticas para integrar un TPV virtual en una tienda online

TPV Virtual BBVA

Comercios | 13/10/2014

El comercio electrónico no deja de crecer y cada vez hay más alternativas de tiendas para comprar online un amplio abanico de productos y servicios. Ante esta situación de alta competencia y dura pugna por ganar clientes y conseguir que repitan su experiencia de compra, no queda más remedio que poner atención en los detalles. Por ejemplo, a la hora de integrar una pasarela de pagos, como el TPV virtual de BBVA, aplicando las mejores prácticas posibles, ya incluso antes de haber optado por una solución técnica, en la fase de definición:

Confianza al usuario gracias a un buen diseño

El TPV Virtual debe contar con una pasarela de pagos que sea adaptable y configurable, de tal manera que los usuarios de la tienda online no perciban cambios de sitio en la navegación. Conviene evitar al máximo la sensación de que se sale de un sistema y se entra en otro diferente para pagar, sde que hay "saltos", sobre todo si son muy diferentes y si el diseño en el sistema de destino es de baja calidad.

Las cosecuencias pueden ser fatales porque el usuario puede sentirse reacio a continuar en un sistema que percibe como "no seguro", abandonando el carrito de la compra. Las tiendas online entran por los ojos también.

Usabilidad por encima de (casi) todo

La usabilidad en la pasarela de pagos es vital para que el proceso de compra en una tienda online no se interrumpa. En este sentido, es siempre muy importante probar la usabilidad del sistema y aplicar buenas prácticas que faciliten al usuario continuar con el proceso de compra a la hora de pagar. Resulta muy molesto tener que abandonar el carrito justo al final del proceso cuando no se entienden los requisitos para continuar, o cuando un control no funciona bien en una tableta o móvil, por ejemplo.

El usuario que sufre este tipo de problemas de usabilidad, es muy probable que tarde en volver a intentar una compra o que no lo vuelva a hacer jamás. ¡Con lo que cuesta conseguir tráfico hacia nuestro sitio y más aún, transformarlo en un cliente satisfecho!

La experiencia es un grado

El TPV virtual y la pasarela de pagos debe integrarlos en el sistema alguien con experiencia en la materia, evitando al máximo dejar este tipo de tareas técnicas en manos de quien no es experto o nunca se ha encargado de montar un sistema similar.

La improvisación en la integración técnica de un TPV virtual, puede llevar a sufrir consecuencias graves, como problemas de seguridad, errores en los pagos, cuelgues en el sistema o un funcionamiento muy alejado del óptimo en la tienda online, lo que choca frontalmente con todos los esfuerzos realizados para ofrecer una buena experiencia de compra al cliente.

La configuración no es de por vida, se requiere actualización permanente

Cuando una pasarela de pagos se integra técnicamente por primera vez en una tienda online, se configura para poder ponerla en marcha y funcionar correctamente, teniendo en cuenta los parámetros técnicos, de negocio y de seguridad que se requieren en este momento. Sin embargo, la pasarela online es una parte viva del sistema y no es algo que haya que dejar parado y no tocar nunca más, sino que hay que actualizar el software periódicamente para poder estar cubiertos ante posibles fallos o brechas de seguridad, así como para incorporar nuevas funcionalidades o que funcione de manera optimizada. 

También hay que tocar la pasarela de pagos en caso de que se quieran actualizar las políticas de seguridad en los pagos, exigiendo más o menos requisitos a aquellas personas que quieran pagar en el comercio online. Por ejemplo, restringiendo zonas geográficas que están emitiendo pagos fraudulentos de manera constante y no generan ventas, o ampliando el número de sistemas y medios de pago permitidos para abonar las compras.

En BBVA con tu Empresa | ¿Qué gastos debo afrontar si quiero montar una tienda online?

Imagen | Bubbles