7 buenos propósitos que toda pyme debería marcarse para 2017

Pymes | 03/01/2017

El cambio de año siempre es una buena oportunidad para tomar un poco de aire y mirar con perspectiva hacia dónde va nuestro negocio, qué áreas hay que mejorar y cuáles son las que mejor están funcionando. Para que comiences el año con las ideas clara, te ofrecemos esta lista de objetivos que ayudarán a que tu pyme crezca.
El comienzo del año siempre es un buen momento para plantear los nuevos objetivos de tu pyme
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Es un clásico de cada enero. Colas en los gimnasios como respuesta a los atracones navideños, informaciones que recopilan lo mejor del año anterior… y las listas de buenos propósitos que casi todo el mundo hace pero que pocos termina por cumplir. El mundo de la empresa no es ajeno a esta realidad y con el cambio de año pueden llegar también nuevos retos y deseos, que nosotros te hemos resumido en nuestra particular lista de buenos propósitos que toda pyme debería tener en 2017.

Hemos elaborado esta serie de objetivos con la intención de que sean realizables y se puedan adaptar a cualquier tipo de negocio, pero tú eres quien decide cuáles pueden ser una prioridad y cuáles ya has cumplido –bien hecho en este caso-. Dicho esto, ¿comenzamos?

1. Márcate una hoja de ruta

Es normal que en el ajetreo diario, entre las mil tareas que tienes que realizar, no te quede hueco para ver hacia dónde va tu empresa, para poner las cosas en perspectiva. Por eso el primer buen propósito que deberías marcarte para este año es el de reflexionar sobre la situación actual de tu empresa.

Más allá estudiar el balance de cuentas y los informes regulares que elabores sobre la marcha de tu negocio, las primeras semanas o meses del año deben servir para saber en qué punto exacto te encuentras y hacia dónde quieres llegar: es decir, establecer una hoja de ruta en base a unos objetivos realistas. Estos objetivos, desde luego, pueden ser cualquier cosa: desde ampliar mercado y tener más presencia en otros barrios, ciudades o países hasta lanzar un nuevo producto al mercado, ampliar plantilla o mejorar las tensiones de tu tesorería.

La clave de esta hoja de ruta es que los objetivos que determines como prioridades sean factibles a corto o medio plazo, nada de utopías que solo servirán para frustrarte.

2. Redefine tu posicionamiento y el de tu competencia

En esa hoja de ruta que te mencionamos deben aparecer reflejados tus compañeros de viaje, esto es, tu competencia. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la competencia no es solo buena, sino que es deseable. Te obliga a no estancarte, a reinventar y mejorar para ofrecer siempre el mejor producto o servicio que puedas.

De ahí que sea tan importante que tengas muy claro qué está haciendo tu competencia y qué papel juegas tú en tu ámbito de negocio y en tu sector. Porque desde luego, el estudio de mercado es una herramienta de obligado uso al inicio de cualquier proyecto empresarial, pero también debería ser un documento de consulta que renueves de manera constante.

3. Pregúntate qué puedes mejorar en la gestión de tu equipo

Si tener claro que está haciendo la competencia es importante, mantener un buen ambiente de trabajo y motivar la productividad dentro de tu negocio es fundamental. Aquí entran en juego todos los consejos y recomendaciones sobre recursos humanos que te vamos ofreciendo de tanto en tanto.

Es difícil escoger un solo objetivo para cumplir este año en lo relativo a la gestión de tu equipo, pero sí podemos recomendarte que le dediques tiempo cada semana a analizar qué funciona y qué no funciona en el día a día de tus trabajadores: cómo puedes motivarlos, cómo puedes mejorar la comunicación, cómo puedes incentivar sus ideas…

4. Sácale el máximo partido a tu banco

Los profesionales que forman tu equipo de trabajo son tus aliados dentro de la empresa, de igual forma que tu banco debería ser tu aliado fuera de ella. Actualmente esa concepción añeja de que el banco debe suponer una preocupación más para el emprendedor está quedando superada por las evidentes ventajas que tiene el trabajar codo con codo con tu entidad bancaria.

En este punto te podemos recomendar que estudies los servicios que ofrece tu banco para emprendedores, autónomo o pymes, y no te conformes con que la entidad sea un mero intermediario en los cobros y pagos cotidianos. Existen potentes herramientas que te pueden ayudar a  tener éxito en tu negocio, como por ejemplo, Commerce 360 de BBVA. Merece la pena echarle un vistazo.

5. Asegúrate de tener las cuentas bajo control

Es frecuente que existan tensiones de tesorería en las cuentas de las pymes españolas. Las facturas que se cobran a meses vista, ese sobrecoste  que no teníamos previsto o aquel gasto de emergencia pueden hacer que en un momento determinado necesitamos echar mano de  financiación externa. Existen diferentes opciones que pueden ayudarnos a capear estas situaciones y que se pueden contratar con antelación, en previsión de que tengamos que enfrentarnos a este tipo de problemas.

6. Abandona el papel y abraza lo digital

La importancia de la digitalización de las empresas es un objetivo en el coinciden tanto expertos económicos como administraciones públicas, desde la española a la europea. Abrazar todas las ventajas de la tecnología digital no solo supone un ahorro importante en tiempo  y dinero, sino un salto cuantitativo que se puede medir en términos de productividad.

Un ejemplo práctico en este sentido puede ser la factura electrónica, pero si no sabes por dónde empezar ese proceso de digitalización, te lo contamos en el siguiente artículo.

7. Refuerza tu presencia en la web y en las redes sociales

A estas alturas damos por sentado que tu pyme cuenta con página web. Puede que no tengas un e-commerce o tienda digital, pero una página web es, sencillamente, una de las formas más rápidas y económicas de estar visible para tu público objetivo.

Si a eso le sumamos el potente efecto que tienen las redes sociales para la difusión de cualquier mensaje, podemos afirmar sin miedo  a equivocarnos que toda inversión en comunicación y estrategia online tendrá sus frutos tarde o temprano. Si todavía no te has puesto en serio con la gestión de las redes sociales de tu pyme, este 2017 es el momento de comenzar.

En BBVA con tu empresa | Las tendencias de emprendimiento para 2017.