6 Claves para una newsletter perfecta

Cómo hacer una buena newsletter

Pymes | 06/10/2016

Como herramienta de fidelización, la newsletter es una estupenda oportunidad para mantener a tus clientes al tanto de las novedades de tu negocio, pero si quieres aprovechar todo su potencial, debes plantear cuidadosamente su diseño y envío.
Enviar una newsletter puede ayudar a fidelizar clientes y mantenerles al tanto de las novedades de tu negocio
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

El email marketing es una opción de doble filo. Un buen uso nos puede llevar a fidelizar a los clientes que ya tenemos y a atraer nuevos, mientras que un uso incorrecto puede ‘espantar’ a consumidores que ya confiaban en nosotros y ‘repeler’ a los potenciales. ¿Cómo acertar con el envío de nuestra newsletter? No es sencillo, pero con estas ideas en mente podrás planear una estrategia que verdaderamente ayude a tu pyme.

Ofrece información y contenido útil

Por definición, una newsletter es un correo que envías de manera regular a tus clientes o usuarios, que previamente han aceptado recibirlo. Si ya tienes su atención, ¡procura no perderla! Piensa que cuando alguien se suscribe a una newletter ofrece un voto de confianza, ya que espera recibir información o contenido de calidad y, sobre todo, útil.

Digamos que tienes un comercio de material deportivo y decides comenzar a mandar newsletter a los clientes que hagan sus compras en tu página web. ¿Qué crees que les interesará recibir en su buzón de correo? En un primer momento podemos pensar en dos tipos de contenidos: artículos relacionados con los deportes que practican y, cómo no, novedades de nuestro comercio y descuentos para futuras compras.

En este sentido, es importantísimo que la newsletter que enviemos sea lo más personalizada posible. En el caso de nuestro comercio de material deportivo, el correo que enviemos no debe ser igual para el cliente esporádico que practica pádel que para aquel asiduo que hace ciclismo. Información y descuentos deben ser lo más atractivos para los diferentes perfiles de clientes que tienes, de ahí la importancia de tener una buena base de datos dividida por edades, gustos e intereses, compras anteriores…

Por cierto, si no tenemos un blog o sección en nuestra página web en la que vamos escribiendo artículos del interés de nuestros clientes – algo muy interesante de cara a mantenerles dentro de nuestra ‘tienda virtual’-, siempre podemos compartir informaciones de webs profesionales. Lo importante es que el cliente abra la newsletter, nos tenga en mente y vea los descuentos y novedades de nuestra tienda.

Cómo hacer una buena newsletter

 

No descuides el diseño, la información entra por el ojo

Si tenemos claro qué vamos a incluir en la newsletter, otra clave que no podemos descuidar es su diseño. Por muy interesantes que sean los contenidos o incluso descuentos que ofrezcas, si el usuario no los ve o no los encuentra visualmente atractivos, corres el riesgo de perder su atención.

Imagina que estás ofreciendo un ‘descuentazo’ del 50 % en productos seleccionados –recuerda, acorde con el perfil del usuario -, por lo que te interesa destacar esa información. Pero siempre con estilo, atendiendo a un diseño que siempre será muy parecido. Una newsletter es un correo que vas a mandar de manera regular y al usuario le gusta tener una sensación de continuidad en el diseño, como en una revista o periódico. Por eso, es muy importante decidir una plantilla y ajustarse a ella siempre que puedas.

Sé breve

Las mejores newsletter son aquellas que se ven completas de un vistazo, sin necesidad de estar descendiendo por la pantalla hasta ver el final. Esto tiene mucho que ver con el tipo de diseño que escojas, claro, pero también con la cantidad de información y contenidos que quieras incluir.

Por ejemplo, cuatro artículos interesantes y un descuento jugoso pueden constituir una muy buena newsletter. Se consume rápido y ofrece un motivo para visitar nuestra tienda online.

Ofrece contenido exclusivo

Una de las particularidades de las buenas newsletter es que ofrecen contenido que no se puede encontrar en otro lugar, ni en las redes sociales de tu pyme ni en la página web. Así es mucho más interesante mantener una suscripción activa y abrir cada correo que mandemos, porque en cada uno puede llegar un descuento, documento o información que nos resulte de utilidad y que de otra manera no tendríamos.

Y no tienen por qué ser solo descuentos. ¿Por qué no un PDF con consejos para mejorar jugando al pádel? ¿O una guía con las mejores zapatillas para correr de 2016? Originalidad y exclusividad son siempre buenos reclamos.

Planifica bien el envío para no agobiar

La mayoría de newsletter se suelen enviar de manera semanal o mensual. Es por un buen motivo, ya que acortar estos plazos puede llegar a agobiar al usuario, que se dará de baja sin pensarlo.

Lo ideal es que mandes una newsletter siempre que tengas cosas interesantes que compartir. Recuerda que cada envío es una oportunidad de fidelización y venta, pero también una oportunidad para perder la atención de ese cliente, por lo que si no tenemos contenido realmente útil que enviar, mejor dejar para más adelante esa newsletter.

Además, no cualquier día ni cualquier hora son las mejores para este tipo de envíos. Las mejores horas suelen ser las de la tarde, concretamente en las últimas horas de trabajo de la jornada.   

Escoge bien tu plataforma de newsletter

En internet existen muchísmas alternativas para el envío de emails comerciales y newsletter. Las hay gratuitas y las hay de pago, con opciones más o menos complejas y una dificultad variable. Asegúrate de escoger una plataforma que se adapte no solo a las necesidades de tu pyme, sino a tus conocimientos.

Eso sí, procura que el servicio que hayas escogido te ofrezca toda la información relativa al envío y apertura de la newsletter. Es crucial saber si lo que estás enviando es del agrado de tu público.

En BBVA con tu empresa | 11 usos que la empresa puede dar al email marketing


ctawf1_post_step1a