4 motivos por los que la tarjeta sigue siendo la reina del pago en internet

Comercios | 08/12/2016

A pesar de que en los últimos años han aparecido muchas alternativas a la tarjeta de crédito, este ‘plástico’ se resiste a ceder el trono y continúa como el método de pago más utilizado por los internautas.
Comodidad y seguridad son los principales motivos por los que los usuarios confían en las tarjetas de crédito
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Basta con echar un vistazo a las diferentes opciones de pago que ofrecen los ecommerce más populares en España para notar algo: en todos ellos siempre está presente, y además en primer lugar, la tarjeta de crédito o débito. Es un clásico del pago al que recurren de manera indistinta todo tipo de compradores online. De ahí que, según el Estudio Anual de eCommerce 2016 del IAB Spain, el 85 % de los consumidores que alguna vez han comprado por internet han realizado su pago con tarjeta de crédito o débito.  

Pero, con todas las innovaciones y alternativas que existen ahí afuera, ¿por qué sigue siendo la tarjeta el método favorito para pagar? Veamos qué dicen los consumidores.

El importante papel de las seguridad en las compras online

El primer motivo que indican los consumidores a la hora de decantarse por la tarjeta de crédito o débito como forma de pago, es la comodidad. Sí es cierto que la primera vez que se visita una web el usuario debe introducir sus datos, pero tras este primer proceso, es el propio ecommerce el que almacena la información, a falta de dos datos clave: el código CVC y el PIN el usuario. De esta manera, pocos métodos de pago ofrecen una mayor rapidez a la hora de realizar la transacción.

Además, las tarjetas bancarias son una de las formas de pago con mayores medidas de seguridad. Y es que el usuario tiene muy claro que a la hora de realizar una compra por internet, la seguridad es uno de los factores determinantes para decantarse por un método u otro.   

Por su parte, la privacidad es otra de las ventajas que se recogen el estudio de IAB Spain y que gusta especialmente a quienes pagan con tarjetas de crédito. Especialmente importante en este sentido son las tarjetas prepago o tarjetas virtuales, un producto que ha crecido en uso en los últimos años y que ofrece la posibilidad de recargar una tarjeta.

Por último, no puede sorprender que el cuarto motivo que esgrimen los usuarios que hacen sus compras con tarjetas de crédito tenga que ver con los hábitos y costumbres adquiridas. Hay que recordar que la tarjeta de crédito lleva funcionando como método de pago unas cuantas décadas y que las primeras transacciones online se hicieron, principalmente, a través de este método. Por lo tanto, el usuario está acostumbrado a esta forma de pago.

Las alternativas a la tarjeta de crédito

Si tienes un ecommerce, te interesa  ofrecer todas las alternativas de pago que puedas.  Así, en orden de uso, la plataforma PayPal sigue a la tarjeta de crédito como segunda opción más utilizada para realizar compras online; pero después llegan tanto la transferencia bancaria como el pago contra rembolso, dos métodos ‘clásicos’ que se abren camino entre los usuarios y que no pueden faltar en ninguna tienda online.

En BBVA con tu empresa | Equilibrio entre seguridad y usabilidad en el comercio electrónico