4 ideas de negocio para emprender en medio ambiente

Agricultura | 30/11/2016

El cuidado del entorno natural va creciendo en importancia dentro de las agendas políticas y sociales de España. Fruto de esa concienciación nacen interesantes oportunidades de negocio que ahora repasamos.
La protección del medio ambiente se ha convertido en una gran oportunidad para los emprendedores
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

En los últimos 30 años ha ido creciendo de manera lenta pero constante eso que se ha venido a denominar ‘conciencia medioambiental’. Un buen ejemplo sería la proliferación de espacios verdes protegidos por parte de las distintas administraciones, o la imposición de sanciones a empresas contaminantes. En realidad, el cuidado del medio ambiente alcanza muchas capas del sector económico-productivo de la sociedad, y eso ofrece importantes nichos de mercado para aquellas empresas que sepan identificar las necesidades y demandas medioambientales que han surgido en los últimos años.

Consultora medioambiental

Precisamente el primer ejemplo que ofrecemos tiene que ver con esa concienciación social, a lo que se le suman crecientes medidas legislativas en materia medioambiental. Ya no vale fabricar o producir de cualquier manera. El cuidado al medio ambiente es una importante responsabilidad legal de las empresas del sector primerio y secundario. Y también es una cuestión de imagen y percepción social.

De toda esa concienciación surge la necesidad por parte de las empresas de cuidar mucho su relación con el medio en el que se desarrollan, de ahí que las consultoras medioambientales hayan comenzado a abrirse hueco en el mercado.

Entre los servicios que ofrece una consultora medioambiental podemos citar:

  • Estudios de impacto ambiental.
  • Prevención de riesgos laborales.
  • Control de emisiones.
  • Estudios de eficiencia energética.
  • Proyectos de cuidado y recuperación de ecosistemas.

Son solo cinco ejemplos de una lista bastante larga en la que las empresas privadas y la administración pública pueden ser clientes por igual. De esta manera los clientes potenciales aumentan en número y disponemos de más puertas a las que llamar.

Entre las ventajas de este modelo de negocio se encuentran la escasa inversión inicial necesaria pero, sobre todo, los retos medioambientales del presente y del futuro, que garantizan que este tipo de empresas serán más necesarias que nunca.

Entre las dificultades que plantea comenzar una consultora medioambiental aparece, principalmente, la amplia competencia que ya existe dentro de este sector.

Energías renovables

Uno de los grandes sectores energéticos que están llamados a generar riqueza y puestos de trabajo por igual. Juegan a favor de su importante crecimiento dos factores: por un lado, la necesidad de producir energía de manera más respetuosa con el medio ambiente, en contraposición a las clásicas centrales térmicas de carbón, por mencionar un caso. Por otro lado, los combustibles fósiles son finitos y cada vez resulta más difícil y costoso acceder a ellos, por lo que el precio de generar energía por estos medios terminará por ser insostenible.

A partir de ahí, las energías renovables se presentan como una apuesta a medio y largo plazo en la que existen cuatro grandes áreas energéticas que se están desarrollando de manera paralela:

  • Energía fotovoltáica.
  • Energía eólica.
  • Energía de biomasa.
  • Energía maremotriz.

A la luz de estas primeras ideas este modelo de negocio llega con un gran problema bajo el brazo: la financiación. Es cierto que emprender en el desarrollo de energías renovables requiere de una inversión inicial muy potente, pero no es la única manera de entrar en este mercado.

Una empresa dedicada a las energías renovables no tiene por qué construir o gestionar un parque eólico. Existen muchas alternativas para desarrollar un modelo de negocio viable, como el mantenimiento de estas instalaciones, la investigación en modelos energéticos más eficientes y un largo etcétera.

Eso sí, es imprescindible tener en cuenta que el terreno jurídico de las renovables es muy maleable y cambia con rapidez, lo que puede suponer una dificultad añadida que debes estudiar antes de emprender en este sector. 

Conservación y rehabilitación del medio ambiente

Hasta ahora hemos presentado ideas de negocio que pretenden respetar el medio ambiente y hacer posible un desarrollo sostenible. Sin embargo, las empresas dedicadas a la conservación y rehabilitación del medio ambiente se meten de lleno en el tratamiento de los problemas a los que se enfrenta la naturaleza y que también son ajenos al hombre.

Plagas, incendios, procesos de desirtificación…  el medio ambiente tiene una serie de problemas a los que emprendedores particulares dan respuesta: repoblación de áreas forestales tras un incendio, adecuación de cauces de ríos, combate de plagas e infecciones que afectan a la vegetación autóctona… No son pocas las tareas que este tipo de negocios tiene por delante.

Pero en un ámbito mucho más cercano y doméstico también destaca la creación y mantenimiento de parques urbanos. Con el crecimiento de las ciudades y sus barrios a la periferia, la planificación urbanística ha comenzado a tener muy en cuenta el diseño de grandes espacios verdes. Y hay algunas empresas que ya se están especializando en la construcción o mantenimiento de estos parques.

Entre los retos más destacados para este tipo de negocio se encuentra el perfil del contratante, que suele ser la administración pública. De esta manera, muchos de los contratos a los que opte la empresa pasarán por un concurso público, con las dificultades y coste de tiempo y energía que esto conlleva.

Deportes de aventura y descubrimiento de la naturaleza

Cambiando radicalmente de enfoque encontramos un sector empresarial que convive con el medio ambiente. La práctica de deportes de aventura ha crecido en los últimos años, tanto por las nuevas disciplinas y oportunidades que van surgiendo como por un público cada vez más deseoso de ‘escapar’ de las ciudades y redescubrir la naturaleza.

Este es un negocio muy ligado al sector turístico,  así que para emprender en él es necesario tener también conocimientos de promoción turística. Pero esto no debería sonar como una debilidad, sino como una fortaleza, ya que las cifras de turismo tanto extranjero como nacional crecen año a año –con las lógicas excepciones de cada región-. 

Además, desarrollar una empresa de este estilo no requiere de un gran desembolso inicial aunque sí de tener todos los permisos pertinentes para la actividad en concreto que queramos realizar.

Claves a tener en cuenta antes de emprender en medio ambiente

Tanto si es para desarrollar una de las ideas que hemos dejado o para comenzar una nueva relacionada con el medio ambiente, hay ciertas claves que el emprendedor debería tener en cuenta.

La primera de ellas es el complejo mundo burocrático y legislativo que rodea a todos los negocios de medio ambiente. Esa preocupación de las administraciones –empezando por la Unión Europea y terminando por las distintas Comunidades Autónomas- hace que exista un alto grado de control que no facilita la entrada de la empresa privada en ciertos ámbitos.

A ello hay que unirle que en ocasiones se requiere una inversión inicial importante, sumados a los siempre necesarios conocimientos técnicos que no hacen apto para todo el mundo el emprender en medio ambiente.

Sin embargo y más allá de estas trabas, tanto la empresa privada como pública parece estar cada vez más concienciada sobre la necesidad de desarrollar políticas activas de conservación, recuperación y desarrollo sostenible del medio ambiente, lo que abre la puerta a multitud de proyectos para futuras empresas.

En BBVA con tu empresa | La importancia de la responsabilidad medioambiental de la empresa 


ctawf1_post_step1a